El 66% de las mexicanas ha sufrido algún tipo de violencia: Inegi

México (19/06/2018).- «La violencia sexual, específicamente, genera problemas muy serios de salud en general y mental en particular», dijo a Efe el doctor José Guillermo González, jefe del departamento de Enseñanza y Capacitación del Instituto Jalisciense de Salud Mental.

González indicó que, tras un caso de violencia sexual, las víctimas generan una reacción de ajuste -la primera reacción psicológica que tiene la mente frente a la violación- con síntomas que van desde la ansiedad hasta psicóticos.

Después de unos dos días de cometerse la violación, ocurren reacciones de estrés agudo. Las víctimas generan un estado «hiperalerta» en el que evitan lugares, situaciones o personas que les podrían evocar el evento traumático.

Después del primer mes del evento hasta los seis meses, las víctimas pueden presentar las dos reacciones más comunes en personas que han recibido violencia sexual: un estado de estrés postraumático y depresión que tiende a ser crónica.

El doctor González estimó que, aproximadamente, el 85% de los casos de violencia sexual son originados por una persona conocida por la víctima «que está en su ambiente, en el vecindario, en el trabajo o en la escuela, incluso su pareja», dijo.

 

Con información de Noticias MVS

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top