Acarreados de un partido tomaron la decisión de cancelar el Metrobús

Liliana Rincón

Gómez Palacio, Durango (17/06/2019).- Para el secretario de Gobierno de Durango, Adrián Alanís, no fue una coincidencia que se votara la cancelación del Metrobús para La Laguna de esa entidad, procedimiento que tuvo lugar el domingo, durante la visita del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Afirmó que muchas de las personas que opinaron no eran de La Laguna de Durango, sino de Torreón y de otros sitios que no tienen nada que ver con el nuevo sistema de movilidad, además de que también intervino un partido político, «con el que no se va a enfrentar porque recibe y atiende a todos los delegados».

En todos lados siempre hay manos que mecen la cuna y, por lo tanto, este tipo de decisiones yo las escuchaba atrás de mí antes de que el presidente lo pusiera a votación, decían: ‘si no es el Metrobús, mejor que sea agua’; ya lo estaban diciendo atrás de mí, en política no hay coincidencias, en política hay perversidades, nosotros respetamos que cada quien haga su luchita, no quiero decir nada en contra de nadie porque quiero seguir siendo interlocutor con todos».

Dijo que, incluyendo la inversión del Gobierno del Estado, los 450 millones de pesos asignados, 130 de ellos ya depositados, se perdieron, por ello se verán afectadas 123 mil personas y que sería saludable que las decisiones se pudieran tomar con una credencial de elector, frente a una casilla:

Son acarreados de un solo partido, las decisiones que se tomen son de un solo grupo, integrado por 30 personas con cartulinas, no eran más y no eran de Gómez Palacio, sino de un partido político”, detalló y añadió que la alcaldesa electa Marina Vitela «no es ajena a la determinación».

Aclaró que respetan a la institución más grande del país, que es la Presidencia de la República, aunque no comparten la decisión, pero reiteró que la administración de la entidad no busca una confrontación.

Aunque esa institución mayor no respeta a otras instituciones, el Gobierno del Estado no busca confrontarse en contra de nadie», enfatizó.

Opinó que los temas del agua y la salud, que son por los que se cambió el Metrobús, son importantes, pero son complementos; además consideró que el sistema de transporte masivo, que se empezó a tramitar en 2014, se sigue retrasado en La Laguna de Durango por decisión política.

El sistema implicaría la circulación de 17 unidades por el bulevar Miguel Alemán, que el número de camiones disminuyera de 500 a poco más de 220; que 33 rutas se transformarían en 22. Reprochó que el 80 por ciento de los camiones no cumplan todos los requisitos que establece la ley. La inversión total se estimaba en 880 millones de pesos y por 20 pesos los pasajeros viajarían de Lerdo a Matamoros.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top