Advierten deficiencias de plan económico para la nueva normalidad

Claudia Martínez Martell

Torreón, Coahuila (01/06/2020).– Este lunes en el programa Contextos se contó con la participación de Rosa Castañeda, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), quien compartió el informe ‘Retos y promesas ante la crisis que deja el COVID-19’.

Apuntó que sin duda la pandemia del COVID-19 ha causado la peor crisis económica en México; primero el aumento en el desempleo, ya que se han perdido más de 685 mil empleos, equivalente al doble de los que fueron creados el año pasado. No sólo eso, la caída del PIB que podría llegar a ser de -8.8 por ciento al cierre de este año; el aumento a la pobreza, pues según el Coneval estimó que más de 10 millones de mexicanos caerán en esta situación; además de la salida de la inversión y la baja confianza empresarial.

Respecto a las medidas que el gobierno mexicano ha propuesto para hacer frente a esta situación, la investigadora dijo que tienen varios aciertos, como las transferencias directas a ciudadanos, el adelantar el pago de las pensiones y los sorteos del ISSSTE; los microcréditos para pequeñas empresas, pues anunció que se repartirán 450 mil créditos de 6 mil pesos mediante tandas y 1 millón de créditos por 25 mil pesos para Pymes; también cabe resaltar la inyección de 750 mil millones de pesos al mercado financiero por parte de Banxico; sin embargo, el gobierno mexicano sólo ha designado 0.4 por ciento de su PIB a medidas económicas, mientras que otros países han decidido otorgar apoyos fiscales que representan hasta el 32  por ciento, como en Alemania; incluso Chile, país latinoamericano con menos producto interno bruto que México ha destinado cinco por ciento de su PIB, osea, 12 veces más.

Rosa Castañeda, señaló que con tan poco presupuesto designado a las medidas económicas, se presentan desaciertos y faltas en el plan presentado por el gobierno para la nueva normalidad, por ejemplo:
• No proveer apoyos claros para personas que hayan perdido su empleo.
• No crear programas especiales de garantías para los sectores empresariales más afectados, como el sector turístico.
• La renuencia para otorgar estímulos o recursos fiscales a las empresas para preservar lo empleos. El brindar este tipo de estímulos ha causado que no se registre tanto desempleo en otros países.
• No incluir al sector privado en las discusiones y planificación de acciones para sobrevivir a la crisis económica.
• Continuar con el antagonismo entre el gobierno y el sector privado (especialmente grandes empresas).

En conclusión, apuntó la invitada, estas deficiencias van a dificultar que se mantengan los empleos y que se reactive la economía lo antes posible. Por tal motivo, es fundamental que el gobierno brinde más recursos para sostener la relación ‘patrón-empleado’, ya que así se podrá reducir la caída hacía la pobreza de millones y reactivar la economía en menos tiempo.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top