Año sin igual

 

Mucho ha transcurrido entre la Navidad 2020 y la actual. Por supuesto, no nos referimos exactamente a los 365 días con sus noches que pasaron, sino a todo lo que nos ha tocado vivir en este tiempo. Hace exactamente un año la Sra. María Irene Ramírez, jefa de enfermería de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Rubén Leñero de la Ciudad de México se convertía en la primera mexicana en ser vacunada el 24 de diciembre de 2020.

En la Noche Buena de hace un año, el gran esfuerzo de las familias estaba dirigido a lograr que los más pequeños pudiesen disfrutar con cierta normalidad de la fiesta navideña. Un año más tarde, según consta en cifras oficiales, se han aplicado 146 millones 863 mil 343 vacunas en México. El resultado puede verse claramente en el descenso en la curva de defunciones por coronavirus. Hoy, el ambiente es otro.

Al momento de la cena familiar, al tiempo en que recordemos a los que partieron durante la dura jornada de la pandemia, es también propicio reflexionar sobre lo vivido. Particular referencia deben tener las fake news. Es importante que los más niños no olviden cómo los momentos de crisis sirven de caldo de cultivo para la transmisión de noticias falsas que esparcen mentiras, crean caos y generan confusión. Que no quede como una anécdota lejana, sino que sea una experiencia.

La principal enseñanza de este año debe ser el sostenimiento y mantenimiento de la calma en los momentos de mayores dificultades. No dejarse llevar por mercaderes que se aprovechan del miedo. Recordar a los truhanes que ofrecían supuestos remedios que en el mejor de los casos eran placebos cuando no fármacos contraindicados como ocurrió con la cloroquina. Tener presente la significación del mensaje de los líderes y las graves consecuencias de su mal ejemplo. Recordar a Estados Unidos, Brasil y México.

Definitivamente, amigo radioescucha, para la noche de la Navidad 2021 el ánimo es otro. Aunque para algunas cosas el tiempo pasó rápido, para otras la extensión de los días parece haber sido una eternidad. Importante no olvidar lo que hemos vivido en esta temporada tan peculiar. Disfrutar de la presencia de la familia, honrar a los que partieron y aprender de lo ocurrido. Que los más pequeños comprendan la relevancia de la prudencia, de la toma de decisiones atenta y sosegada aún en los momentos más difíciles. Ciertamente, un año sin igual. ¡Feliz Navidad!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top