Asegura la FGJ que sancionará a responsables de filtrar fotos y video del caso Ingrid Escamilla

Paulina Castro

Ciudad de México (12/02/2020).- Ingrid fue apuñalada, asesinada, mutilada y desollada. El presunto autor del feminicidio fue su pareja sentimental Francisco, quien fue encontrado con manchas de sangre y ante el cuerpo de Escamilla, en la alcaldía Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

Todo esto ocurrió el domingo pasado. Sin embargo, conforme salían a la luz detalles del crimen, circularon en redes sociales fotografías del interior del inmueble donde se registraron los hechos. En ellas se observan manchas de sangre en el piso.

También fueron publicadas imágenes del cuerpo mancillado de la joven originaria de Puebla y de sus restos abandonados en las calles. Incluso, fueron publicadas en las portadas de tabloides de la capital.

A la par, se hizo viral un video en donde el hombre detenido por el crimen, sin playera, con manchas de sangre en el torso y la cabeza vendada, es interrogado al interior de una patrulla y detalles de los hechos sin un abogado de por medio.

La difusión de estos materiales provocó que las personas expresaran su indignación a través de redes sociales con los hashtags #JusticiaParaIngrid e #IngridEscamilla.

La subprocuradora de Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ), Nelly Montealegre Díaz, dio a conocer que ya se realiza una investigación para identificar quién o quienes son los responsables de filtrar fotos del feminicidio de Ingrid por hacer mal uso del material alrededor de este caso.

La Fiscalía General de Justicia investiga la filtración de imágenes sobre los hechos referidos (…) en especial los cometidos por servidores públicos que acudieron al lugar de los hechos y que posiblemente utilizaron indebidamente las imágenes a las que tuvieron acceso por razones de su actividad laboral”, señaló la subprocuradora.

De la misma forma, la funcionaria refirió que, en el caso de la difusión de las fotografías, se seguirán las pesquisas hasta que se emitan las sanciones penales y administrativas que correspondan, para quienes sean encontrados como culpables de filtrarlas.

Además, detalló que por el momento investigan a seis servidores públicos, entre policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, como de peritos de la misma FGJ, probables responsables del hecho, ya que, dijo, fueron los que interactuaron en las acciones.

Tenemos que hablar sobre revictimización

Una de las palabras que surgen ante la difusión viral de estos casos es “revictimización”. ¿Qué es y por qué debemos evitarla?

Según la Ley General de Víctimas, la revictimización es el patrón en el que una víctima de abuso o delincuencia vuelve a ser víctima por una suma de acciones u omisiones que le generan una repetición de violencias donde se revive varias veces los hechos.

Los perpetradores de la revictimización pueden ser los órganos de gobierno de impartir justicia, las instancias públicas y en una gran medida los medios de comunicación, además de la sociedad.

La sociedad, los medios de comunicación y los usuarios de redes sociales revictimizan cuando juzgan, señalan o responsabilizan por la violencia recibida con prejuicios o estereotipos de género. Con ello provocan daño psicológico y emocional, aislamiento, vulnerabilidad y estrés postraumático a las víctimas directas o indirectas.

Algunas claves para evitar la revictimización son:

  • No difundir la identidad ni los datos personales de la víctima
  • No difundir información sobre su familia ni personas cercanas
  • No culpar a la víctima de las violencias cometidas en su contra
  • No poner en duda el testimonio de la víctima
  • Brindarle un espacio seguro tanto en el mundo físico como en el virtual
  • Proveer apoyo psicológico especializado

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top