Asesina a su cuñado y a bebé de tres meses; lo aprehenden en Ramos Arizpe

Coahuila (15/08/2019).- La tragedia que comenzó en el área metropolitana de Monterrey alcanzó ayer a Coahuila al ser encontrado el cuerpo del bebé de tres meses, en Ramos Arizpe, en donde también fue aprehendido Mario “N”, presunto asesino del niño y del padre de éste.

De acuerdo con la investigación efectuada por la Fiscalía General de Nuevo León con colaboración de la del Estado, el sospechoso fue capturado en el ejido San José de los Nuncio, y anoche fue internado en el Penal del Topo Chico, en Monterrey.

Tras la detención, Mario, de 52 años, reveló el lugar en donde dejó el cuerpo del pequeño Decker Alexander Martínez Martínez, quien presentaba marcas de los dedos del sospechoso, por lo que se presume que fue estrangulado.

Una fuente señaló que luego de quitarle la vida al niño, lo arrojó a un canal de desagüe en el kilómetro 22 de la carretera Saltillo-Monterrey, cerca de donde el sábado, el presunto homicida abandonó un auto Volkswagen Pointer en color blanco, el cual fue hallado el lunes.

Mediante las pruebas genéticas las autoridades confirmarán la identidad del niño y con la necropsia establecerán las causas de la muerte.

El lunes, las autoridades de Coahuila iniciaron la búsqueda de Mario “N”, luego de que hallaron el auto en el que huyó el sábado por la madrugada, tras asesinar a martillazos a su cuñado Óscar Uriel Martínez, de 18 años, en la calle Azucenas 330, en la colonia Paseo del Nogalar, en San Nicolás, en el área metropolitana de Monterrey.

De acuerdo con las indagatorias, el hombre estaba molesto porque la hermana de Óscar no quería regresar con él, por lo que tomó un martillo y mató al hermano de su ex pareja.

Luego ató a la esposa de la víctima y secuestró al pequeño Decker Alexander, para luego huir en el auto.

Al sitio en donde fue encontrado el cuerpo del bebé llegaron peritos de la Fiscalía General del Estado, adscritos a Ramos Arizpe, mientras que ministeriales y personal de la Policía municipal acordonaban el área.

En el lugar trascendió que Mario abandonó el vehículo cuando circulaba hacia Saltillo y alcanzó a ver las torretas de las patrullas de Fuerza Coahuila, que están en un retén.

Se sospecha que en ese momento detuvo la marcha y bajó del auto para cruzar al sentido hacia Nuevo León, en donde aventó el bebé al canal pluvial y siguió caminando.

Con información de Sin Embargo y Vanguardia

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top