Austeridad selectiva

 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público recortará alrededor de 98 mil millones de pesos a estados y municipios. En el caso de Coahuila se espera una pérdida de hasta 3 mil millones de pesos para este año. Nada más en el mes de Julio la disminución se estima en 540 millones de pesos provenientes de recursos federales. A lo anterior debe sumársele una cifra calculada en 360 millones de pesos que se han dejado de recaudar entre los meses de abril y junio como consecuencia de la pandemia del Covid-19. En municipios pequeños como Candela, esto ha ameritado la necesidad de recurrir a préstamos para poder cubrir la nómina de los trabajadores del ayuntamiento.

El senador por Guanajuato Erandi Bermúdez Méndez afirma que los recursos que se le han quitado a los estados y municipios tienen por objetivo financiar la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya. Según el legisldor, la Federación está dejando en claro que tiene como prioridad continuar sus obras y dejar en la marginación al resto de sectores que requieren de su apoyo. Particularmente no hay esperanzas de recursos adicionales para sectores tan importantes como lo es el campo. Para Berműdez el pueblo de México requiere más recursos para infraestructura, generar empleos, fortalecer la economía y para que la gente tenga una mejor calidad de vida.

Una encuesta recientemente publicada por el diario español El País, revela que el 57.5% de los encuestados preferiría que, en este momento, se destinaran los recursos presupuestarios de la nación a otras cosas distintas a la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía. Asimismo, el 53.9% de la población cree que debe darse mayor prioridad a la Recuperación Económica. Así que, mientras el pueblo considera que ante la emergencia debe priorizarse la adjudicación de recursos hacia obras que le permita a la gente mantener sus empleos y salvar la economía, López Obrador mantiene su mirada en sus proyectos faraónicos.

Así las cosas, municipios pequeños como Nadadores deben recurrir a ahorros de emergencia para completar la nómina de sus trabajadores de julio, mientras que en Monclova, la necesaria obra sobre el río del mismo nombre y que es crítica para contener la embravecida corriente, tendrá que esperar en nuevas fases. El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solis manifestó que se tienen contemplados unos 400 millones de pesos provenientes de recursos propios para la continuación de proyectos de infraestructura. Sin embargo, proyectos importantes como la prolongación de la vialidad Nazario Ortiz en el tramo Vito Alessio Robles – Saltillo deberán reprogramarse.

Definitivamente amigo radioescucha, el Gobierno federal utiliza la actual crisis financiera por la pandemia del Covid-19 como mecanismo de control político contra sus adversarios. Se trata de afectar negativamente al estado de Coahuila en donde los niveles de aprobación de la gestión de la 4T han caído notablemente. De manera contraria, los proyectos del presidente ubicados en regiones donde cuenta con un poco de mayor aceptación popular se mantienen. Con ello, se revela la necesidad imperiosa que tenemos de revisar el Pacto Fiscal para así reducir la dependencia de las entidades federativas con el Gobierno federal y que cada entidad pueda decidir de acuerdo con sus prioridades, escapando así del manejo perverso de la austeridad selectiva.



Comenta esta noticia
Top