¡Bravo Amir Ibrahim!, por exhibir las miserias del fútbol mexicano

Fernando Benito

El Fútbol Mexicano está inmerso en un nuevo escándalo, está vez de grandes dimensiones.

El periodista Amir Ibrahim ha dejado al descubierto en un reportaje publicado en el sitio virtual ElQuintanaRoo.mx, la supuesta ‘Red de Corrupción’ que opera desde mucho tiempo con toda impunidad en la Liga MX y la que él mismo ha denominado como el ‘Cártel del Gol’.

Liderada por el expromotor y actual accionista del club Querétaro, Greg Taylor, esta organización se dedica para no hacerla muy larga, al acomodo de jugadores en los distintos equipos del balompié nacional, contando con la complicidad de directivos y entrenadores, algunos de ellos muy reconocidos como Miguel Herrera, José Manuel ‘Chepo’ De la Torre, Guillermo Vázquez, Antonio Mohamed, Francisco Palencia, Gustavo Matosas y Benjamín Galindo.

Como las cantidades que se manejan en el fútbol profesional son estratosféricas, las ganancias para los involucrados son estupendas, sobre todo cuando se adquiere un ‘petardo’ de futbolista a bajo costo y se logra negociarlo a un precio más alto en cualquier club.

Está práctica sin embargo no genera ninguna sorpresa para la gente que ha seguido de cerca la Liga azteca, pues siempre se ha hablado de este ‘modus operandi’ desde hace muchos años, pero a diferencia de esos tiempos anteriores en los que nadie se atrevió a denunciar algo, esta vez el periodista Ibrahim con pruebas en la mano decidió desnudar la ‘miseria humana’ de los que se dicen benefactores del fútbol.

Es más, en un artículo del editorialista ‘El Francotirador’, publicado el 18 de Junio del año pasado en el diario ‘Récord’, ya se hablaba de la manera en como operaban Taylor y sus allegados. Aquí les dejamos un extracto…

«La agencia de Taylor se llama Promanage, y hace unos años acordó con Velarde separar su cartera de futbolistas a los ojos del mundo y crearon Futmanage. Mera cuestión administrativa. Y claro que hay otros pelados que operan a los jugadores y técnicos que representan, pero Greg sigue siendo el dueño y principal beneficiado de todos esos contratos».

«¿A quién creen que le dará Paco Palencia su porcentaje como representante? ¿Y Memo Vázquez? ¿El Chepo de la Torre y todos los cambios en Toluca? ¿Y la gran mayoría de los jugadores del Santos de Irarragorri, su compadre? Es más, con eso de que anda de moda el sobreprecio del Cabecita Rodríguez, ¿quién creen que se llevó porcentaje como agente en la millonaria transferencia? Todas las respuestas coinciden en un mismo nombre: Greg Taylor, dueño del Querétaro. Y esto, por supuesto que lo sabe la Liga MX y la Femexfut. ¿Qué pasará? Tú y yo sabemos la respuesta, porque #SienteTuLiga«.

En un país serio con una Liga seria, tendría de inmediato que abrirse una investigación y deslindar responsabilidades. Imagínense ustedes si en la NFL, NBA o las Grandes Ligas, algún head coach, entrenador o manager, lucrara con la adquisición de deportistas y aceptara en su equipo jugadores de cuestionable calidad solo por que a través de una comisión podría ganar buen dinero; obviamente esto repercutiría en el nivel competitivo y afectaría directamente los proyectos de cada temporada.

En el balompié nacional parece estar sucediendo lo arriba expuesto, pues cada vez es más evidente la pobre calidad que se tiene en los encuentros. Los aficionados por el amor a sus clubes, soportan continuamente partidos mediocres y aceptan con mucho desgano las contrataciones de auténticos ‘bultos’ que realizan sus directivas.

En una entrevista para la cadena deportiva ESPN, Amir Ibrahim, dijo precisamente que su trabajo de investigación en torno al ‘Cártel del Gol’, busca más que nada terminar con este tipo de prácticas desleales, para que esto beneficie al fútbol mexicano.

“Esto es importante para el futbol mexicano, los estándares de contratación han sido el que deje más dinero, más recursos, cuando el talento mexicano ha sido dejado atrás, desechado, imagínate que todos estos recursos que se invirtieron en el sobreprecio mejor se inviertan en la procuración del talento mexicano, qué clase de futbol tuviéramos”, señaló Ibrahim.

Con este escándalo ya en boca de todos, se espera que las autoridades del país y los directivos de la Femexfut tomen cartas en el asunto, pero si no lo hacen, quién podría hacer algo al respecto son los patrocinadores y aficionados.

Después de todo, las acciones de estos personajes oscuros representan una burla, primero para los fieles fanáticos y segundo, para las firmas comerciales que invierten su dinero pensando que están apoyando a una Liga o a clubes que fomentan valores por medio del fútbol.

Entonces les pregunto a ustedes patrocinadores y aficionados, si no pasa nada, ¿seguirán permitiendo que les vean las caras de tontos?

 

 

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top