Crece presión para evitar acceso de “racers” a Cañón de Fernández

Marcela Pámanes 

Lerdo, Durango (12/10/2020).- La presión para evitar que los conductores de “racers” consigan un amparo para seguir ingresando con sus vehículos deportivos motorizados a la reserva natural del Cañón de Fernández va en aumento.

La semana pasada la asociación civil Eco-Cañón presentó dos oficios ante el Juzgado Cuarto de Distrito en La Laguna, en donde se lleva el caso, con la intención de que se mantenga la restricción de acceso a los “racers” en el Cañón de Fernández, “a fin de evitar los graves daños que dichas unidades automotoras ocasionan”, de acuerdo con un comunicado enviado por la mencionada organización. Ambos oficios fueron recibidos por el juzgado el 9 de octubre.

Cabe recordar que hace varios días un grupo de conductores de “racers” presentó un recurso de amparo para que se les permita el acceso a la reserva del Cañón, después de que las autoridades les prohibieran el acceso tras encontrar daños en flora y fauna del lugar ocasionados por dichos vehículos.

El primero de los oficios de la asociación “se presentó dentro del incidente de suspensión del juicio de amparo para que se reconozca a Eco-Cañón como tercero interesado, quien solicita que no se conceda la suspensión definitiva en la audiencia de este 9 de octubre en base a los argumentos expuestos”, dice el comunicado firmado por Éricka Sánchez Bautista, presidenta de la asociación.

El segundo “se presentó en el juicio principal, en el que igualmente se solicita se reconozca a Eco-Cañón como tercero interesado y se solicita que se niegue el amparo en la audiencia del 5 de noviembre por ser improcedente en base a los argumentos hechos valer”.

La asociación manifestó también su apoyo a la decisión del gobierno de Durango, “aprobada en la reunión celebrada ayer jueves 8 de agosto por el Órgano Consultivo del Parque Estatal y Reserva Natural Cañón de Fernández, al que pertenece Eco-Cañón entre otras organizaciones civiles y dependencias gubernamentales, de elaborar un programa de inspección y vigilancia para la zona”. El plan consiste, según se informó, en la construcción de tres casetas en las entradas al Cañón en los poblados Graseros, Santa Anita y Sapioriz, entre otras medidas.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top