CRISTALES. Alarmante incremento en los índices de suicidio.

Como si el mundo hiciera suya la advertencia de José Alfredo Jiménez en su canción Caminos de Guanajuato en la que asegura que no vale nada la vida, según la OMS, cada 40 segundos se quita la vida una persona en el planeta. En otras palabras, de esta forma mueren más personas que por la guerra. Para la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, privarse de la existencia es una las 20 principales causas de muerte a nivel mundial en personas de todas las edades y es responsable de más de 800 mil muertes al año, mientras que el INEGI reporta que en 2017 la tasa de suicidio en México fue de 5.2 por cada 100 mil habitantes y es la segunda causa de muerte en la población de 15 a 29 años. Por género son 8.5 por cada 100 mil hombres y 2 por cada 100 mil mujeres que deciden quitarse la vida. 6 mil 559 personas recurrieron a esta práctica en nuestro país durante 2017.

Durango es el 9° estado con más suicidios: 7.1 por cada 100 mil habitantes y Coahuila el 16° con una tasa es de 6.3. Hoy, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, preocupa el creciente aumento de personas, sobre todo jóvenes, adolescentes y hasta niños que prefieren morir a seguir viviendo. Y es que más de la mitad de los casos de suicidio ocurre en edades por debajo de los 45 años, destacando, en particular, las mujeres de 15 a 19 años. Hay que ser muy receptivos de los signos que advierten tendencias suicidas como caer en profunda depresión, consumir drogas o bebidas alcohólicas en exceso, hacer actividades arriesgadas o autodestructivas, denotar cambios de personalidad o sentirse extremadamente ansioso o agitado, entre otros. El bullying y ciber bullying también son factores de riesgo.

Volver a un mayor contacto con la naturaleza, al rescate de los principios y valores familiares y espirituales, a las relaciones humanas interpersonales y no virtuales, son factores que nos ayudarán a cambiar el deprimente color del cristal de la devaluación de la existencia por el alentador color del cristal del amor a la vida y el invaluable valor de ser y estar aquí y ahora, para que podamos frenar el alarmante incremento en los índices de suicidios.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top