CRISTALES. AMLO como EPN: no entiende que no entiende

Ayer 6 exsecretarios de Salud pidieron al Gobierno federal no desaparecer el Seguro Popular porque dejaría en el desamparo a millones de mexicanos. Urgieron al Poder Legislativo y a la Presidencia de la República una mesa de diálogo en la que participe todo el sector salud, entre médicos, especialistas académicos y organizaciones de la sociedad civil, ya que advirtieron que el regreso a la centralización de estos servicios debilita el federalismo. Llama la atención que un gobierno de izquierda, que dice repudiar el neoliberalismo anuncie una medida propia de este tipo de sistema: cerrar el Seguro Popular que es la única forma de los más pobres para acceder a la salud.

En respuesta a los exsecretarios, AMLO se negó a su petición y les contestó que sí se va cerrar, ya que, dijo, ‘estábamos mejor antes del Seguro Popular, porque no es seguro ni es popular’. Sin embargo, Julio Frenk, actual rector de la Universidad de Miami y exsecretario de Salud reveló cifras que hablan por sí solas y desmienten los otros datos presidenciales: antes del Seguro Popular, morían 7 de cada 10 niños con cáncer y con el modelo actual que está por desaparecer se le dio la vuelta a la cifra: 7 de cada 10 niños con cáncer sobreviven. Sin el Seguro Popular 30% de los niños con leucemia abandonaban el tratamiento y con él, se redujo a sólo el 3%, en tanto que en las mujeres con cáncer de mama, antes el 30% dejaba el tratamiento, y hoy, sólo el 1%.

En enero de 2015 el semanario británico The Economist publicó un artículo titulado “El pantano Mexicano”, en el que, refiriéndose a EPN, lamentó que “el presidente no entiende que no entiende”. Hoy, todo parece indicar que su sucesor tampoco entiende que no entiende con todas las decisiones que ha venido tomando erróneamente, lo que exige una reacción contundente de la comunidad pensante y actuante de este país para que cambie el frágil y peligroso color del cristal de los desaciertos propios de políticos que sólo piensan en la próxima elección, por el férreo y confiable color del cristal de las acciones certeras del verdadero estadista que piensa en la próxima generación.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top