CRISTALES. Beneficios y perjuicios en el uso y abuso de las redes sociales

 

En esta ocasión nos referimos a los beneficios y perjuicios en el uso y abuso de las redes sociales que, por sí solas, no son dañinas ni benéficas; depende del destino que les demos. Un martillo puede servir para construir y también para destruir. Las redes han sido impulsoras de movimientos históricos que se han levantado como una oposición real al poder y han hecho públicas aberraciones sociales que se habían ancestralmente mantenido ocultas. Ahí está el movimiento #MeToo, que puso al desnudo la violencia y desigualdad a la que enfrentan las mujeres y la necesidad de acciones para erradicar la discriminación a nivel global. En contraparte, también han sido instrumento de polarización social.

El pasado 3 de mayo, en el marco del Día Internacional de la Libertad de Expresión, AMLO reiteró que las redes fueron clave en la transformación del país y que la crítica, que él denomina excesos, es mejor que la censura y por lo tanto, que la responsabilidad de las empresas intermediarias -como Twitter, Facebook y Google- es apegarse a la ética a fin de eliminar las redes ficticias o implementadas con cuentas falsas para agredir a opositores. Y en esto tiene razón el presidente: si el Estado tienen el deber de garantizar los derechos humanos, las empresas tecnológicas y de redes sociales, deben ser responsables del respeto de esos derechos. Cierto: la internet se ha vuelto un instrumento esencial para la participación social y política como medio de información y de expresión.

Por ello, debe ser prioritario para sociedad y gobierno la protección del libre derecho de acceso a internet que estimule la participación indiscriminada en el espacio digital, que genere discusiones públicas, plurales, inteligentes, analíticas y críticas, así como que promueva el empoderamiento de minorías y sectores vulnerables. De todos depende cambiar el repudiable color del cristal de la utilización destructiva de esta herramienta por el jubiloso color del cristal del aprovechamiento constructivo que nos permitan clarificar los beneficios y perjuicios en el uso y abuso de las redes sociales.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top