CRISTALES. De Estado de derecho a Estado fallido.

 

En esta ocasión nos referimos a la percepción de incertidumbre económica, social y política en un importante sector de la comunidad nacional que prevé un futuro pesimista, al igual que el sector empresarial que lamenta la crítica situación por la fragilidad del Estado de derecho ante el crecimiento de los índices de inseguridad, impunidad y corrupción. Y es que, a nivel nacional, de acuerdo con indicadores de #DataCoparmex, 44% de los empresarios ha sido víctima de algún delito como homicidio, secuestro, extorsión, fraude, daño a las instalaciones, cobro de piso y delito informático. Además, para el 25% de ellos la corrupción es el mayor flagelo, le sigue inseguridad con 23% e infraestructura y gasto público superfluo con el 10% cada uno.

Y si en el sector empresarial, al igual que el social, hay preocupación por la crítica situación imperante en materia de pobreza, desempleo, aumento de precios y violencia e inseguridad, las autoridades gubernamentales deberían estar más ocupadas en dar mejores resultados al atender estos problemas. Sin embargo, no hay visos de que así sea: el primer trimestre de 2019 fue el más violento del mismo periodo con relación a años anteriores; no se ve un panorama optimista en materia de generación de empleos e inversiones productivas; la reducción del presupuesto a Progresa, el programa destinado al combate a la pobreza presagia malos augurios; contra las cifras optimistas oficiales, las amas de casa resienten los incrementos en los precios de frutas, verduras, carnes, abarrotes, luz, agua y transporte, entre otros.

Pero mientras la clase política gobernante no deje de estar enfocada en los próximos procesos electorales en lugar de asegurar el futuro de las próximas generaciones, no se podrá cambiar el deprimente color del cristal del ominoso presente por el alentador color del cristal del futuro luminoso que todos deseamos y merecemos, por lo que México seguirá viviendo bajo un Estado de derecho cuestionado y ante el riesgo de caer en un Estado fallido.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top