CRISTALES. Dejar de hacerse gansos

 

En esta ocasión nos referimos a la necesidad de alertar a la gran mayoría de ciudadanos que se empeñan en seguir adormecida en el sueño populista e hipnotizada con el discurso alegre que choca con la triste realidad. Las contradicciones están a la orden del día y no hay mañanera en la que el presidente no caiga en ellas. Hoy, por ejemplo, el periodista Jorge Ramos le cuestionó a AMLO su plan para contener la violencia y aseguró que sí hay resultados, pero Ramos dijo que sigue aumentando el número de asesinatos: 8 mil 524 en los primeros tres meses, a lo que el mandatario respondió: Yo tengo otra información y el periodista le reviró: son cifras de su propia Secretaría de Seguridad.

Y como ya se está haciendo costumbre, las gansadas chimoltrufiescas del que, como dice una cosa, dice la otra, se repiten un día sí y otro también: se le olvidó que dijo que respetaría el clamor ciudadano de que al frente de la Guardia Nacional quedaría un civil, pero ya nombró a un militar; arremetió contra la guerra contra el narcotráfico del expresidente Felipe Calderón, pero designó al general Luis Rodríguez Bucio que encabezó los operativos contra el crimen organizado en el gobierno calderonista; enarboló la bandera del combate a la corrupción pero perdonó a la mafia del poder a la que prometió castigar; presumió un crecimiento económico superior al 2% pero el Banco de México y el FMI advirtieron que no será así en este año ni en el próximo; y así podríamos seguir con una larga fila de ejemplos paradigmáticos del más auténtico y legítimo populismo.

Henry Louis Mencken, periodista, editor y crítico social, considerado uno de los escritores más influyentes de EU en la primera mitad del siglo XX hizo la siguiente definición: Populista es aquella persona que predica ideas que sabe falsas entre personas que sabe idiotas. Seamos ciudadanos pensantes, pero sobre todo actuantes, y cambiemos el enajenante y preocupante color del cristal del populismo y el mecansogansismo por el inteligente y confiable color del razonamiento informado, analítico y crítico. Y si antes se les pedía a los políticos que dejaran de hacerse patos, hoy se les debe exigir que dejen de hacerse gansos.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top