CRISTALES. El apagón gubernamental

El pasado 15 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, que hace oficial la suspensión de las pruebas preoperativas de las Centrales Eléctricas eólicas y solares, así como de las inversiones privadas en generación de electricidad, lo que generó severas críticas reprobatorias a nivel nacional y mundial. Por su parte, los organismos empresariales exigen la revocación de este Acuerdo, al estar en juego una inversión por 30 mil millones de dólares y sobre todo, generar electricidad a través de energías limpias, a lo que el presidente AMLO les respondió que, en lugar de pedir la revocación, deberían pedir perdón por los negocios sucios que hicieron.

La tirada de la 4T, a decir de analistas en materia energética es que CFE sea el principal generador eléctrico con 54% de la generación nacional, eliminando al resto de la competencia privada, aunque ello implique un mayor retroceso para combatir gases efecto invernadero, pues Comisión opera con energía sucia, es decir, combustóleo y carbón. La American Chamber y el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales rompieron lanzas con el gobierno de la 4T al exigir la revocación del Acuerdo, por atentar contra la legalidad, la certeza jurídica y la libre competencia energética y el embajador de Canadá en México, Graeme Clark pidió reconsiderar la medida, a nombre de sus empresas renovables en nuestro país, al igual que el encargado de Negocios de la Unión Europea, Jean-Pierre Bou.

Muchas sombras y pocas -o nulas- luces está mostrando el gobierno de la 4T en materia energética, anclado en los años 70 del siglo pasado y a contra corriente de la modernidad del tercer milenio tratando de salvar dos entelequías obsoletas como son Pemex y CFE, que sí, como dijo AMLO, hundieron anteriores administraciones priístas y panistas, pero cuyo rescate conlleva un elevado costo por un ínfimo -o nulo- beneficio; de ahí la importancia de cambiar el retrógrado color del cristal de la visión anacrónica por el progresista color del cristal de la visión moderna en el arte de gobernar para que le devuelva la luz a la 4T y termine con el sombrío y dañino apagón gubernamental.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top