CRISTALES. El fin de las contradicciones presidenciales

Me asombra la ceguera de millones de mexicanos que no ven los errores, las contradicciones y desbarradas de nuestro «achimoltrufiado» señor presidente que como dice una cosa dice la otra. Es de dar pena ajena –y propia- ante la opinión pública nacional e internacional la sarta de sandeces, despropósitos, tonterías, gansadas, necedades, traspiés y majaderías en las que incurre sin freno ni prudencia. Se niega a recibir a los manifestantes de la caravana que encabezaron Sicilia y LeBarón por respeto a la investidura presidencial, pero la deja a un lado con expresiones como fuchi caca o, peor aún, con acciones y decisiones en las que se pasa por el arco del triunfo a la Constitución y que afectan gravemente al país.

AMLO dice respetar la libertad de expresión, pero un día sí y otro también arremete contra los reporteros incómodos que contradicen sus ‘otros datos’ del país feliz ante la cruda realidad que vive la mayoría de los mexicanos. Hoy, en la conferencia mañanera se molestó por los cuestionamientos en torno a los feminicidios y volvió a despotricar contra los medios que, asegura, atacan al gobierno por el hecho de que ya no les dan dinero. La patraña de la rifa como distractor se le revirtió y terminó por convertirse en un problema que se le hizo bolas y quedó sólo en un sorteo especial con premios en efectivo, pero ya sin el avión que no se rifará, ni se pagará con el dinero de los boletos de la lotería, lo que se puede calificar como un verdadero fraude o, cuando menos, otra tomadura de pelo más.

¿Será consciente el primer mandatario del impacto, el temor y desconfianza que genera entre inversionistas nacionales y, sobre todo, extranjeros, toda esta sarta de declaraciones desafortunadas, decisiones erróneas y cortinas de humo distractoras que se alejan del principio elemental de gobernar? ¡Ay de aquellos que se empeñen en seguir viendo la realidad a través del color del cristal del autoengaño complaciente, en lugar de observarlo por el color del cristal del análisis crítico y la exigencia mayoritaria de poner fin a las absurdas y dañinas contradicciones presidenciales!

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top