CRISTALES. El invaluable valor de la vida

Hoy nos referimos a la urgente necesidad de tomar conciencia del valor de la vida ante la devaluación de su concepto, dado elincremento en los índices de suicidios que se han venido registrando a nivel nacional y regional. Esto nos recuerda la canción de José Alfredo Jiménez, Caminos de Guanajuato, que advertía “´No vale nada la vida, la vida no vale nada, empieza siempre llorando y así llorando se acaba”. Lo cierto es que, en lo que va del año, en Durango ya se tienen registrados 20 suicidios y según el INEGI, durante 2018 hubo 124 suicidios en la entidad, mientras que en 2017 la cifra fue de 137. Peor aún, en Coahuila, en 2 meses y 10 días de lo que va del año se han registrado 41 suicidios de los que 8 fueron de personas menores de 20 años de edad, mientras que la mayoría de los casos registrados se presentaron en adultos de entre 21 y 30 años. El año pasado se contabilizaron 250 hechos de este tipo, mientras que 2017 cerró con 204. Lo más alarmante del caso, es que se han incrementado los suicidios en niños y adolescentes, lo que hasta hace unos años, era impensable.

Ayer, el Congreso de Coahuila aprobó la creación de la Ley de Prevención del Suicido, ya que la entidad sigue manteniendo una alta tasa respecto del resto de los estados del país y tiende a incrementarse de manera alarmante a grado tal que sólo en un año, de 2017 a 2018, el número de muertes auto infligidas se disparó hasta 65%. A nivel nacional hemos sabido de niños que se han privado de la existencia por el hecho de que sus padres confiscaron su celular y les prohibieron navegar en las redes. También hay alertas a nivel global entre grupos de padres de familia y medios de información sobre el denominado “Reto Momo”, un personaje viral que engancha al usuario, por lo general menores de edad con un desafío peligroso que termina con algún acto de violencia o el suicidio.

Ante esta alarmante situación, urge una mayor atención de padres de familia, organismos cívicos y autoridades para cambiar el macabro color del cristal de la devaluación espiritual por el luminoso color del cristal de la recuperación del invaluable valor de la vida.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top