CRISTALES. El rescate de una juventud idiotizada

El 23 de mayo de 1929 culminó una larga lucha de universitarios para lograr la autonomía de la entonces Universidad Nacional de México, hoy UNAM, fecha por la que se instituyó la efeméride del Día del Estudiante. 91 años después, los jóvenes enfrentan retos distintos a los de aquella época a finales de la Revolución Mexicana, con una juventud politizada, a diferencia de la actual, más embebida en las redes sociales que en los problemas sociales, económicos y políticos que vive el país. Y aunque hay sus excepciones obvias, por desgracia un porcentaje importante de los jóvenes de hoy navega en la superficie de la frivolidad, el hedonismo y la trivialidad.

Son muy pocos los que se comprometen con alguna causa en beneficio comunitario y se interesan en su entorno regional, nacional y mundial; que no se proponen ser protagonistas activos de los cambios que exigen los nuevos tiempos ni dejar de ser espectadores pasivos de una realidad que les está pasando prácticamente ‘de noche’. Entristece la alegría de los chavos que esperan con ansia el apoyo del gobierno, que lejos de utilizar como incentivo para seguir estudiando o para capacitarse en un trabajo, lo gastan en procurarse diversiones etílicas, distorsionando el noble objetivo de esos programas sociales. Cierto: en todas las épocas ha habido jóvenes despolitizados, enajenados e idiotizados que poco o nada han hecho por su patria y que, lejos de enorgullecerla, la han avergonzado, pero no por ello debemos cruzarnos de brazos.

De ahí que este Día del Estudiante es propicio para reflexionar y actuar en consecuencia, en la necesidad de sembrar la semilla del cambio en las nuevas generaciones, con raíces fuertes que alimenten sus valores y alas poderosas que los lleven a transformar el anquilosado y obsoleto color del cristal de un pasado estéril e infructuoso, por el renovado y motivante color del cristal de un futuro brillante y promisorio en el que se logre el rescate de una juventud idiotizada.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top