CRISTALES. El torcido derecho humano al agua

Hoy hace 61 años, el 10 de diciembre de 1961, la Asamblea General de la ONU adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero 6 décadas no han sido suficientes para consolidar una cultura de respeto, sobre todo en este país nuestro donde se pisotean al por mayor los derechos de indígenas, mujeres, niños, discapacitados, campesinos, trabajadores, marginados y los grupos más vulnerables y desprotegidos. Un derecho de los más torcidos es el del agua, que está garantizado por la Constitución y la Ley Federal de Aguas y que, en no pocos casos, es letra muerta, ya que pone el interés económico y privado por encima del bien público y social. Dígalo si no nuestra Comarca Lagunera, donde la sobreexplotación de los mantos acuíferos-generadora de hidroarsenicismo- se ha venido dando desde la década de los 40, sin que alguna autoridad le ponga freno.

Esta mañana, en el programa ConTextos, el gerente de la Región Cuencas Centrales del Norte de la Conagua Óscar Gutiérrez Santana reconoció que en el acuífero principal de La Laguna hay 3 mil 37 pozos, de los que mil 602 son de uso agrícola y sólo el 70% de ellos cuenta con medidor volumétrico, es decir, mil 121, pero nada más el 50% de éstos está en buenas condiciones; lo que habla de 560 pozos cuyo medidor no sirve y otros 480 ni siquiera tienen medidor, por lo que consumen mucha más agua de la que tienen derecho y por la que, además, ninguno paga un solo peso, porque no les cuesta. Y a ello le agregamos que Conagua sólo cuenta con tres inspectores, por lo que cada uno debe checar 534 pozos. Así, imposible de llevar un control.

A Dios rogando y con el mazo dando, los productores agropecuarios privados presumen que con la tecnificación de los sistemas de riego ahorran agua; lo que no dicen es que amplían la superficie de siembra, por lo que el ahorro se lo gastan ellos mismos. De ahí la urgencia de cambiar el peligroso e injusto color del cristal del abatimiento de los mantos acuíferos por el saludable y justo color del cristal del respeto a la prioridad del consumo humano del vital líquido, antes de que sea demasiado tarde y así logremos destorcer el enchuecado derecho humano al agua.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top