CRISTALES. La ceguera y la sordera presidencial

Más grave que la crisis sanitaria y económica derivada del coronavirus, es la crisis de gobernabilidad ente los bandazos, puntadas, acciones y decisiones erróneas por parte de la 4T y su enceguecido y ensordecido líder que ni ve ni oye las voces nacionales e internacionales que le urgen a actuar con sentido común, sabiduría e inteligencia. Dos hechos muestran la limitada visión del presidente. Primero: la advertencia de que su Gobierno sólo apoyará a los sectores más desfavorecidos y no rescatará a la iniciativa privada, que es la que genera los empleos, cuando en otros países e, incluso estados como el de Durango ya anunciaron medidas y acciones para atenuar los efectos de la crisis en las empresas, con incentivos fiscales y créditos blandos.

AMLO dijo: ‘nada de rescates al estilo del periodo neoliberal que le daban a los bancos y a las grandes empresas. No, que ni estén pensando en que habrá condonaciones de impuestos y otros mecanismos que se usaban antes’. El segundo hecho es la consulta pública sobre la planta de Constellation Brands en Mexicali, Baja California, para que se deje de construir en ese lugar, por lo que el presidente del CCE, Carlos Salazar, emitió un enérgico comunicado rechazando la pantomima de la encuesta para frenar una inversión de 1,400 millones de dólares, que ya tenía los permisos necesarios para su operación, por lo que se viola el marco legal, genera incertidumbre jurídica y manda una señal negativa para la inversión nacional y extranjera, además de que el Gobierno tendrá que pagar una multimillonaria indemnización en caso de que cancele definitivamente la construcción.

¿Y qué decir de sus declaraciones de ayer en Oaxaca que, contra todas las recomendaciones de la OMS y del sector salud del país, invita a la gente a no dejar de salir ni apanicarse y qué él les va a decir cuándo ya no saldrán de sus casas? ¿Y colgarse la medalla de reducir los precios de las gasolinas, cuando no dependen de él, sino de la caída internacional de los precios del petróleo? De ahí la urgencia de cambiar el patético color del cristal de los dichos y hechos erráticos de López Obrador por el alentador color del cristal de las acciones y decisiones acertadas que acaben con la ceguera y la sordera presidencial.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top