CRISTALES. La educación pública como negocio privado

En esta ocasión nos referimos a la educación pública que se ha convertido en negocio privado para beneficio de unos cuantos en perjuicio del sistema de enseñanza nacional. Es criminal la manera en que se despilfarra el dinero que se debe destinar al pago de maestros y que va a parar a los bolsillos de quienes ni siquiera se paran en las aulas. México Evalúa presentó ayer el documento La impunidad en la nómina magisterial: uso y abuso del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo, que revela un dato indignante: entre 2008 y 2019 se han presentado en la FGR 125 denuncias por irregularidades que ascienden a 6 mil mdp; además, mil 66 millones se destinaron al pago de 9 mil comisionados sindicales y al menos 100 mil maestros recibieron sueldo sin dar clases.

En el desglose de la información, Coahuila es el tercer estado que presenta las irregularidades más graves en la nómina magisterial, al pagar 116.9 mdp a 443 comisionados sindicales. Además, hay tres denuncias por más de 98.5 millones que interpuso la Auditoría Superior de la Federación contra esta entidad entre 2008 y 2015. Agregue Usted que en varias entidades federativas se pagaron 32 mdp a choferes de altos mandos, operadores de equipo de comunicación, columnistas y asistentes. El cálculo general es de 2 mil 529 millones de pesos desviados cada año del fondo educativo. El estudio revela que la corrupción y la impunidad ante el mal manejo del erario para el sector educativo permitieron el desfalco, lo que explica por qué el gremio magisterial no quiere soltar el control financiero de la SEP.

Por desgracia, la reforma educativa -que no pocos consideran regresiva- no contribuye a alimentar el optimismo de que se convierta en el reto para el gobierno del presidente López Obrador de cambiar el deplorable color del cristal de nuestro reprobado sistema de enseñanza por el alentador color del cristal de la excelencia educativa, cada vez más alejada del horizonte nacional, cuyo presupuesto seguirá siendo manejado en beneficio de pocos y perjuicio de muchos, condenando al país a que la educación pública se siga viendo como negocio privado.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top