CRISTALES. La eterna lucha de percepción contra realidad

La percepción popular de que el país va requetebién bajo la guía de Andrés Manuel López Obrador sigue predominando. Hoy se publicó la encuesta de El Financiero en la que el presidente cerró 2019 con un nivel de aprobación ciudadana de 72% en diciembre, 4 puntos más que en noviembre y registró una mejora de 6 puntos en su imagen de liderazgo, al pasar de 52 a 58% de opinión favorable. También hubo una mejora en la percepción de capacidad para dar resultados, al subir 7 puntos la opinión favorable, de 44 a 51%. Sin embargo, como suele suceder, la percepción optimista de la mayoría choca con la realidad pesimista que vive el país, cuyas expectativas no parecen ser mejores para este naciente 2020.

Y es que el sondeo también registró una mejora favorable sobre el manejo de la economía, al pasar de 39 a 43%, de noviembre a diciembre, a pesar de que no hubo crecimiento el año pasado y analistas coinciden en que, en el presente, la situación no pinta mejor. También en combate a la corrupción, salud y educación fue a la alza la percepción ciudadana que calificó bien o muy bien la manera en que el presidente está tratando esos rubros, aunque dicha percepción choca con la realidad de los hechos, ya que hay corruptos incrustados en la 4T, así como del gobierno anterior que siguen impunes, por lo que ha sido un combate muy selectivo, con más afanes de revancha que de justicia, como solía ser en administraciones pasadas. Asimismo son más retrocesos que avances en materia educativa y de salud, por lo que las altas calificaciones no coinciden con los bajos resultados.

La encuesta de El Financiero es incuestionable: el nivel de aprobación presidencial es alto, pero no tanto por la eficiencia y la calidad de sus logros, sino por la falta de información y capacidad de análisis crítico de quienes le dan las altas calificaciones, por lo que urge cambiar el ilusorio y engañoso color del cristal de las verdades a medias, las mentiras completas y los “otros datos” por el claridoso y objetivo color del cristal de los hechos y las cifras reales que muestran la situación como es y no como el presidente quisiera que fuera, para terminar con la eterna lucha de percepción contra realidad.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top