CRISTALES. Los datos duros de la realidad contra los “otros datos” de AMLO

Preocupante que el presidente diga que la economía no le preocupa y que la corrupción tampoco porque ‘está papita’ acabarla. Lo dijo esta mañana y reiteró que el país va bien y con número positivos. Pero lo cierto es que los analistas difieren del optimismo presidencial y alertan de un desplome de la economía y el empleo, no obstante que no atravesamos por una crisis en el plano mundial, como la que se vivió en 2009. Además, Estados Unidos está creciendo por arriba del 3% y el gobierno anterior dejó reservas en el Banco de México por 170 mil millones de dólares. En el sexenio pasado el país vio un crecimiento de 2.5% en promedio y creó cuatro millones de empleos, en tanto que este año no creceremos ni al 1% y la caída de empleos formales en mayo fue de un alarmante 88%: el peor semestre en creación de fuentes laborales desde la crisis global de 2009. Y no hay ‘sacadólares’ para echarles la culpa.

Y decimos que es preocupante que no le preocupe nuestra economía, cuando incluso Estados Unidos sí lo está y, a través del Buró de Asuntos Económicos y de Negocios del Departamento de Estado, alertó que las contradictorias políticas de AMLO causan incertidumbre para las inversiones. Por su parte, la agencia calificadora Fitch Ratings advirtió que la disputa entre la CFE y los constructores de ductos para gas natural crea incertidumbre y desalienta la inversión privada, mientras que el presidente persiste en sus errores, insiste en que vamos ‘requetebien’ y que está levantando al país.

Lo hemos dicho en Cristales anteriores y vamos a pecar de reiterativos: no hay peor ciego que el que no quiere ver. Pero es peor el que no puede ver; el que se aferra a pretender tapar el sol de la pesimista realidad con el dedo de una declaración optimista. De ahí la urgencia de cambiar el peligroso color del cristal del autoengaño por el comprometido color del cristal del auto reconocimiento. Aunque la cruda verdad duela, es mejor que la mentira cocida bajo el fuego de la incertidumbre y las falsas expectativas que confrontan los datos duros de la realidad contra los “otros datos” de AMLO.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top