CRISTALES. Los niños héroes de hoy

Hoy se conmemora el 172° aniversario de aquel 13 de septiembre de 1847 y la gesta de los llamados Niños Héroes, cadetes del Colegio Militar, que sucumbieron ante el poderoso ejército norteamericano en el histórico castillo de Chapultepec. Pero en esta ocasión no hablaremos de Juan Escutia, Juan de la Barrera, Francisco Márquez, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca y Agustín Melgar. La efeméride es propicia para referirnos a los nuevos niños héroes de hoy, que con sus acciones están siendo factor de cambio social. Y una de ellas es Greta Thunberg, la adolescente sueca, que hoy tiene apenas 16 años y lucha contra el cambio climático. Ella fue a Nueva York, atravesando el Atlántico a bordo de un velero que no emite carbono, en una travesía de dos semanas para asistir a la cumbre mundial de la ONU que tendrá lugar el 23 de septiembre.

«No quiero que tengas esperanza, quiero que entres en pánico. Quiero que sientas el miedo que siento todos los días y luego quiero que actúes», dijo Greta, quien padece del síndrome de Asperger y desde hace un año lidera un movimiento juvenil que inició cuando dejó de ir al colegio los viernes para protestar contra los gobiernos y su inacción ante el calentamiento global. Recientemente, después de atravesar Europa en tren y dormir en una carpa en medio de la gélida ciudad suiza de Davos, Greta habló frente a los líderes del mundo en el marco del Foro Económico Mundial. Fue nominada al Premio Nobel de la Paz y su movimiento se extendió por Europa y América, donde millones de jóvenes apoyan su cruzada contra el cambio climático.

Su lógica es impecable: ¿cómo es posible que a los políticos que les pagamos sueldos tan elevados no les exijamos que cumplan con su responsabilidad? Rompamos la creencia de que es natural que los gobernantes sean corruptos e ineficientes. Sigamos el ejemplo de Greta: entrar en pánico y luego actuar para cambiar el confuso y difuso color del cristal del conformismo, la parálisis y la indolencia por el profuso y macizo color del cristal del activismo social y la exigencia colectiva que sacuda la conciencia de la clase política, lo que se va a lograr en la medida que contribuyamos a multiplicar las acciones de los niños héroes de hoy.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top