CRISTALES. Los retos en el segundo año de AMLO

En el arranque del segundo año de gobierno federal, se debe poner especial atención a reactivar la economía para generar mejores empleos y rediseñar la fallida estrategia para frenar la creciente violencia y garantizar seguridad a la población. Pero el principal compromiso que el presidente debe asumir es el de respetar el Estado de derecho y sus instituciones, en particular, los órganos constitucionales autónomos,  así como el cese de las declaraciones y acciones que alientan la polarización y confrontación de los mexicanos. Otro reto importante es dejar de recurrir a la endeble argumentación de sus ‘otros datos’ carentes de fundamento y que contradicen a las mismas fuentes de su gobierno.

Existe el temor justificado de la intención presidencial de eliminar cualquier contrapeso que es vital en toda democracia, empezando por la sumisión del Poder Legislativo, con la mayoría en el Congreso de Morena y sus partidos aliados, así como del Judicial, con la inclusión de magistrados afines a la 4T, y siguiendo con los organismos autónomos que ya no lo son tanto, como la CNDH, el Coneval, la CRE Comisión Reguladora de Energía y el INEE Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, entre otras, y está en la mira el INE. Es condenable utilizar al Legislativo para imponer a sus allegados en las instituciones que antes gozaban de total independencia, lo que ha generado reclamos de una comunidad cada vez más preocupada por las conductas y actitudes del titular del Ejecutivo que provocan el temor de un inminente regreso del presidencialismo autocrático y el Estado autoritario sometido a la voluntad de un hombre cuyas decisiones e imposiciones en no pocos casos han causado más perjuicios que beneficios a la nación.

Lo que pudimos observar ayer en las manifestaciones de apoyo y repudio a la 4T fue una peligrosa polarización y confrontación social que se avivó con el provocador discurso presidencial que parecía atizar el enfrentamiento entre seguidores y detractores, por lo que urge cambiar el oscuro color del cristal de la ceguera y la cerrazón por el luminoso color del cristal de la inteligencia y el juicio razonado para enfrentar con éxito los retos en el segundo año de AMLO.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top