CRISTALES. Parar los tiros por la culata

 

En esta ocasión me refiero a la necesidad de parar los tiros por la culata que le están saliendo al gobierno de la 4T con decisiones y acciones en las que el remedio puede empeorar la enfermedad y el caldo salirle más caro que las albóndigas, empezando por la cancelación del NAIM cuyo costo económico, social y político ya resultó mucho más elevado que el haber continuado con su construcción. En cuanto a la venta del avión presidencial, ya se tuvo una pérdida de 40% por la depreciación y se está erogando una cifra millonaria por tenerlo resguardado en un aeropuerto de EU, cuando en México se construyó un hangar especial. Y qué decir de los  330 mil niños menores de 3 años y 9 mil 500 estancias infantiles que están en riesgo, luego del recorte de la mitad del presupuesto delprograma creado en 2007 y el apoyo bimestral llegará directo a los padres, que consideran insuficientes los mil 600 pesos que recibirán y que podrían tener un destino distinto al programado.

Otro ejemplo en el que una buena intención podría ser contraproducente es el programa ‘Jóvenes Construyendo Futuro’, cuya población objetivo es de 2.6 millones entre 18 y 26 años, quienes percibirán 3 mil 600 pesos al mes en caso de recibir capacitación para entrar al mercado laboral, mientras que en su modalidad educativa, la beca será de 2 mil 400 pesos mensuales para estudiantes del nivel superior y las becas para el Bienestar Benito Juárez, de educación media superior otorgaría 800 pesos mensuales a los estudiantes, para incentivar la permanencia en las aulas y la inclusión, con un universo de 4.2 millones de jóvenes de entre 15 y 17 años. Por lo tanto, al ser mayor el monto de las becas para capacitación laboral, se incentiva a abandonar la escuela en las edades críticas, al recompensar más el trabajo que la preparación escolar, según un análisis del Centro de Estudios Espinoza Yglesias.

Lo mismo se podría decir de la Guardia Nacional, la derogación de la Reforma Educativa, el Tren Maya y un largo etcétera, por lo que aún es tiempo para que el gobierno cambie el peligroso color del cristal de las decisiones erróneas por el alentador color de las acciones guiadas por la congruencia y el sentido común para que a la 4T dejen de salirle los tiros por la culata y no vaya a resultar una transformación de cuarta.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top