CRISTALES. Tesoro de la naturaleza víctima de la estupidez humana

¿Cuántos laguneros o coahuilenses sabemos que Cuatrociénegas alberga una microbiodiversidad única en el mundo? Es un banco de información biológica sobre el origen de la vida y ha sobrevivido millones de años a glaciaciones y extinciones masivas, pero hoy está a punto de colapsar por la depredación humana y la ambición desmedida. Ahí habitan más de mil especies de plantas y animales, casi 80 endémicas, pero los microorganismos son los que hacen de Cuatrociénegas el lugar más diverso del planeta. La doctora Valeria Souza se ha dedicado a estudiar los estromatolitos que habitan las pozas y ayudan a entender el origen de la vida en la Tierra. Son comunidades de micro organismos unicelulares que con el tiempo adquieren formas rocosas verticales parecidas a los hongos.

Estas comunidades producen oxígeno, lo que posibilitó la vida hace millones de años e hicieron al planeta azul, que antes tal vez era rojo o anaranjado a falta de oxígeno en la atmósfera, por lo que son la primera señal de vida en el planeta. Y lo que sobrevivió cientos de millones de años se va a extinguir en pocas décadas, ante la alarmante pérdida de pozas por sobreexplotación de los mantos acuíferos e inadecuadas prácticas de agricultura y ganadería, porque si las pozas se desecan, los estromatolitos y el resto de las especies que las habitan no tienen oportunidad de vivir. De hecho, Churince, una de las lagunas más representativas, ya está completamente seca.

En meses recientes investigadores, activistas e instituciones como la UAC se han sumado al llamado urgente a proteger a Cuatrociénegas que está a punto del colapso si no se detiene el brutal ecocidio, por lo que laguneros y coahuilenses debemos unirnos a ese esfuerzo para cambiar el desolador y peligroso color del cristal de la devastación de ese baluarte del ecosistema mundial por el alentador color del cristal de la conservación y la defensa de este tesoro de la naturaleza que está siendo víctima de la desmedida ambición y la estupidez humana.

¿No lo cree Usted así…? ¡Ánimo!

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top