¿Cuánto cuesta abrir un testamento?

Liliana Rincón

Torreón, Coahuila (17/09/2019).- Durante septiembre, mes del testamento, ese trámite se cobra a la mitad de precio, es decir, cuesta mil 500 pesos; sin embargo, hacer efectivo el documento implica otros costos. Margarita se encontró con ese inconveniente cuando su padre falleció:

El notario cobra entre 15 y 20 mil pesos por todo. Fui con un abogado y me dijo que tenía que promover un juicio testamentario y la persona a la que le dejaron los bienes tiene que abrir el juicio, ir al Registro Público de la Propiedad, dar de alta el testamento y solicitar el certificado de libre gravamen sobre los edificios o casas que se dejen y hacer un avalúo comercial de la casa para saber el costo. Ya con esto se abre el juicio, en teoría no tiene costo, pero me comentaba el abogado que es mejor optar por el usufructo vitalicio y sucesivo, que es lo que hizo López Obrador con sus hijos al donarles todos sus bienes  y no hacen tantos gastos».

Fernando Todd, empresario y colaborador de Contextos confirma que el testamento no es suficiente, hay otros trámites qué hacer y costear:

El testamento no te sirve para adquirir la propiedad; tienes que abrir un juicio sucesorio testamentario y acreditar que el testamento es el último que dictó la persona que falleció, que eres albacea tienes alguna participación o entroncamiento directo con el fallecido para solicitar que se abra el testamento y hacer gastos como la publicación de edictos, aunque se pueden hacer de manera electrónica. Hay que cubrir gastos de registro de operación, mandar oficios a notarías, el aviso al Registro Nacional de testamentos y esto genera costos».

Explica que un juicio sucesorio testamentario cuesta entre 20 y 30 mil pesos de honorarios para el notario y el trámite pueden durar seis meses. Además se deben pagar impuestos estatales y municipales.

Fernando Todd reconoce que mucha gente piensa que por tener el testamento ya es dueño del inmueble y no tiene ningún trámite que hacer. Mencionó que el trámite puede hacerse por parte de un abogado, pero los honorarios serán más altos en comparación con los que cobra un notario. La otra opción es hacer la donación con la reserva del usufructo vitalicio, para que quien reciba los bienes no pueda disponer de ellos hasta que él donatario fallezca.

El trámite se hace ante notario público, pero también se tienen que pagar impuestos como traslado de dominio y derechos de registro que dependen del valor del inmueble. Una vez que la persona muere el beneficiario se presenta el Registro Público de la Propiedad para dar a conocer el deceso. Si la parte que aporta el bien se arrepiente la donación puede modificarse durante los primeros cinco años de que se hizo.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top