Decomiso e imposición de multas, medidas para que no sigan entrando al país autos ilegales: García Aymerich

Claudia Martínez Martell

Torreón, Coahuila (19/10/2021).- El contador público certificado Octavio García Aymerich, consultor en negocios y miembro de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de La Laguna, habló para Contextos sobre la discusión sobre la Miscelánea Fiscal, donde se incluye la regularización de autos ilegales.

A pesar de que todavía habrá discusión de muchas reservas que se dejaron después de la aprobación de la reforma fiscal, con la aplanadora que ha demostrado ser el gobierno federal, seguramente la reforma se publicará en los términos que fue aprobada, “aunque falta el Senado, y ahí puede haber algunos cambios, creemos que serán menores”, dijo.

Sobre los autos chocolate, señaló que como lo expresó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), es un premio a las mafias criminales y burocracia corrupta que lo ejecutan y lo toleran. ¿Quién va a impedir que sigan entrando este tipo de automóviles cuando hay un decreto para regularizarlos? seguramente seguirán internándose al país. Recordó que quién importa ilegalmente un vehículo, se hace acreedor a una multa del 100 por ciento del valor comercial del vehículo, adicionalmente que el auto pasa al fisco, sin embargo, manifestó, se sigue haciendo porque saben que las autoridades no actúan por motivos, tal vez, políticos o de cualquier otra índole.

Inclusive, hay vehículos de lujo circulando bajo las placas de ciertas organizaciones. La tolerancia de diferentes niveles de gobierno, hacen que estemos inundados de estos autos; pero sí deben tomarse medidas para que no sigan introduciéndose al país y esto será mediante el decomiso y la imposición de multas que hemos mencionado”, precisó.

Por otra parte, sobre el régimen de confianza, comentó que “lo único que varía en relación a un régimen general, es que el cálculo no se hace con una tarifa, en lugar de hacer 4 o 5 pasos, lo haces directamente con un porcentaje, entonces, habrá que evaluar cada caso para ver si conviene estar en este régimen de confianza o en uno normal, ya sea de actividades profesionales o de arrendamiento, por ejemplo, de inmuebles”.

En relación a los donativos, apuntó que prevalece la propuesta de limitarlos y de esta forma reducir las cantidades que se entregan a sociedades civiles, que en su mayoría realizan labores muy importantes que el gobierno debería de hacer, “es un golpe duro para las sociedades civiles que sus recursos los obtienen, en su mayoría, de los donativos que dan personas físicas o morales”.

Lo invitamos a conocer más de la Miscelánea Fiscal, escuchando la entrevista completa con el contador Octavio García Aymerich…

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top