Denunciemos la violencia en contra de las mujeres

 

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La fecha recuerda el asesinato, en 1960, de tres hermanas: Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, férreas opositoras a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana. Hoy en día y a nivel mundial, en el 85% de los casos de homicidio doloso en los que el perpetrador ha sido la pareja sentimental, la víctima fue la mujer. Por ello, la ONU llama este año a ver en la Violencia contra la Mujer otra pandemia que está ocurriendo de manera silenciosa.

 

El caso de México es, lastimosamente, un ejemplo de esta situación. Durante el año 2019 se reportaron 937 feminicidios. A octubre de 2020 se llevan registrados 777, cifra superior al que se contabilizaba para la misma fecha el año anterior. Tanto en 2019 como en 2020 han ocurrido en promedio entre dos y tres feminicidios diarios en una nación en la que 10 mujeres son asesinadas diariamente. Por si fuera poco, uno de cada dos feminicidios quedan impunes.

 

La pandemia por el Covid-19 y el confinamiento que con ella se ha propiciado ha servido también de caldo de cultivo para la proliferación de la Violencia Familiar. A Octubre del presente año, se han registrado más de 184 mil denuncias por Violencia Familiar. Esta cifra muestra un incremento en relación con las denuncias que por este crimen fueron reportadas durante el año 2019. Por otro lado, las violaciones no han cesado y a la fecha se han contabilizado casi 14 mil denuncias por este crimen en México.

 

Las cifras revelan un problema de índole cultural. En la Encuesta sobre Dinámica de las Relaciones en los Hogares elaborada por el INEGI en 2016, se reveló que 66% de las mujeres mayores de 15 años habían sido víctimas de algún tipo de violencia física, económica, sexual o emocional. De ellas, apenas 10% realizó alguna denuncia formal al respecto. Según datos de las Naciones Unidas, México clasifica entre las 20 peores naciones en violencia contra las mujeres.

 

Definitivamente, amigo radioescucha, es necesario que los mexicanos reflexionemos en torno a nuestras actitudes machistas que terminan generando violencia contra la mujer. No se trata sólo de los crímenes aquí mostrados, sino también de otras acciones que profundizan una estructura social patriarcal de dominación y sometimiento. Asimismo, el llamado a los diversos colectivos que ejercen hoy su derecho legítimo a la protesta a no caer en provocaciones y mantenerse siempre en el marco de la paz. No se la pongamos fácil a los opresores y golpeadores. Denunciemos, todos, la violencia en contra de las mujeres.

 



Comenta esta noticia
Top