Desplazó clima a 761 mil niños por el Caribe

Madrid, España (06/12/2019).- El número estimado de niños desplazados por las tormentas y las inundaciones que sufren las islas del Caribe se multiplicó por seis en los últimos cinco años, equivalente a un 23 por ciento, según datos de un informe publicado por UNICEF.

El informe es parte de la serie «La Infancia en Peligro», elaborado por la UNICEF, en el que los expertos que lo han confeccionado afirman que aproximadamente 761 mil niños se desplazaron internamente por tormentas en el Caribe entre 2014 y 2018, el lustro más caluroso del que se tiene registro.

Esto supone un incremento de casi 600 mil, en comparación con los 175 mil niños desplazados en el periodo anterior de 2009 a 2013, según UNICEF.

El documento asegura que el aumento de los desplazamientos podría ser una nueva tendencia, ya que se prevé que los efectos del cambio climático provocarán más huracanes de categoría 4 y 5 en la región caribeña.

Asimismo, la causa principal del aumento en el desplazamiento forzado fue una serie de catastróficos ciclones tropicales o huracanes que azotaron la región entre 2016 y 2018, incluidas cuatro tormentas de categoría 5 y dos de categoría 4.

Sólo durante 2017, más de 400 mil niños en las islas del Caribe fueron desplazados por los fenómenos meteorológicos.

También indica que, sin una acción urgente para mitigar los efectos del cambio climático, la creciente proporción de tormentas severas probablemente resultará en niveles igualmente altos de desplazamiento forzado en las próximas décadas.

Estos problemas causados por los huracanes pueden darse a corto plazo o tardar años, a medida que las comunidades reconstruyen sus casas, carreteras, puentes, redes eléctricas, agricultura, escuelas, hospitales y sistemas de agua y saneamiento, cita el documento.

Para esta organización, los niños son particularmente vulnerables durante los movimientos de la población, especialmente si sus padres mueren o si resultan separados de sus familias y corren un mayor riesgo de contraer enfermedades.

Los niños desplazados también pueden quedar con acceso limitado o nulo a los servicios esenciales que necesitan para salir adelante, como educación, protección y atención médica.

El informe de UNICEF también insta a los gobiernos a tomar medidas para ayudar a las comunidades a prepararse y recuperarse de las tormentas catastróficas y para proteger a los niños desplazados por desastres relacionados con el cambio climático.

Información de Reforma

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top