Diacronía lingüística y lexicología’: Contexto del Texto

Claudia Martínez Martell

Torreón, Coahuila (27/02/2021).- Hoy en su colaboración el Contexto del Texto, el profesor Antonio Álvarez Mesta abordó el tema de la diacronía lingüística, concretamente, la lexicología.

Señaló que los cambios terminológicos o lexicológicos reflejan alteraciones de percepción de la realidad. En cierta ocasión, dijo, escuchó a un joven que se burlaba de la expresión de algunos españoles para referirse a las personas que profesionalmente cortan el cabello, como barberos, a pesar de que cortan el cabello tanto a hombres como a mujeres, mientras que en México se usa el termino peluquero, cuando en realidad el peluquero era el que mantenía en buen estado las pelucas y también las confeccionaba, ya que antes eran un símbolo de estatus, principalmente las utilizaba la gente de la aristocracia.

Pero, insisto, la evolución de las palabras tiene que ver también con la percepción de la realidad, esto es obvio; usamos la palabra histeria cuando, por ejemplo, las jovencitas ven a su cantante favorito y empiezan a gritar y saltar, como si se estuvieran convulsionando, la histeria la asociamos con la emoción muy intensa y en la antigüedad se suponía que era un desarreglo de la matriz, un cambio en el útero, de ahí viene la palabra ‘histero’ lo que da origen a la palabra, y el término de acuerdo a sus raíces originales, ya no es fiel. Ahora se refiere a trastornos disociativos y conversivos”, precisó.

Apuntó que siempre es interesante ver cómo cambian las palabras y ver cómo algunas se convierten en sinónimos sin serlo, por ejemplo, los términos aliviar, curar y sanar son usados por los médicos como si tuvieran el mismo significado, lo cual no está mal, sin embargo, se tiene que hacer una paradiástole, es decir, una distinción fina entre vocablos que se usan como sinónimos, y así, la palabra aliviar se refiere a volver leve una situación que agobia, mientras que curar quiere decir brindar cuidados, como un curador de arte, y el termino sanar tiene dos significados correctos, recuperar la salud o ayudar a que otras personas lo hagan.

Escuchemos completa la colaboración del Contexto del Texto, con Antonio Álvarez Mesta…

 

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top