Eibar le saca un empate en su casa al Athletic

Bilbao, España (26/01/2018).- El Athletic ha cosechado ante el Eibar (1-1) un punto insuficiente para escalar posiciones en Liga. Los rojiblancos, que se adelantaron con un gol de Aduriz, fueron incapaces de llevarse el triunfo y doblegar a un conjunto armero que le puso las cosas muy difíciles en San Mamés. Es el décimo partido consecutivo en Liga sin perder para los de Ziganda. Una racha en la que, sin embargo, suma solo tres victorias frente a siete igualadas.

El Eibar salió fuerte en los primeros minutos, una declaración de intenciones de José Luis Mendilibar, que buscaba maniatar al Athletic en San Mamés.Tejió una tela de araña de la que no podían escapar los rojiblancos, que ofrecieron una imagen desdibujada en su feudo los primeros 45 minutos. Los armeros no inquietaban a Herrerín, pero sí que llevaban la manija del choque. Algo que no gustó a ‘La Catedral’, acostumbrada a ver a los suyos tomar las riendas en su territorio.

Sin embargo, los ‘leones’ gozaron de las ocasiones más claras de gol en el primer tiempo. Williams desperdició dos manos a manos ante Dmitrović. En el primero se le fue el control de un balón peinado por Aduriz tras una mala salida del meta armero. Desaprovecharía la revancha a la media hora, cuando no fue capaz de driblar al cancerbero cuando era el último obstáculo. Los rojiblancos olieron sangre y generaron más acciones de peligro en tres minutos que el Eibar en todo el primer tiempo pese a su dominio. Un remate mal ejecutado de Etxeita en un córner, un acercamiento de Susaeta, cabezazo alto de Aduriz… Pero era el Eibar el que gozaba de una mayor posesión, aunque sin inquietar a Herrerín. Es más, el mayor susto para el de Castro Urdiales fue en un mal golpeo de Iturraspe. El centrocampista casi marca en propia puerta al intentar despejar y obligó al portero a desviar el balón a corner.

Fue un choque trabado, con mucho ritmo al abusar ambos equipos del juego directo con posesiones cortas y desplazamientos en largo. Mucho músculo, pero poco juego con Rico e Iturraspe en la medular rojiblanca. Orellana era el único que ponía cordura en la distribución del juego, algo que agradecieron los eibarreses.

El Athletic dio un golpe encima de la mesa en la reanudación. A los cinco minutos del inicio del segundo tiempo, Williams llegaría hasta línea de fondo para poner un espectacular centro al segundo palo que Aduriz mandaría al fondo de la red con un contundente cabezazo. El contratiempo descolocó al Eibar. Los de Mendilibar perdieron orden para tratar de buscar el empate. Una apuesta arriesgada que salió bien a los visitantes. Charles protagonizaría una gran jugada individual dentro del área rojiblanca y asistiría a Kike García casi en el minuto 75 para poner las tablas en el marcador.

Los últimos minutos fueron un suplicio para la afición de San Mamés. El Eibar encerró al Athletic, que consiguió defender con uñas y dientes el empate a pesar del acoso de los de José Luis Mendilibar. Al final, los bilbaínos consiguieron un punto que no contentó a su parroquia tras una floja actuación.

Con información de El Correo

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top