El cine coreano, a la conquista del mundo

 

El Oscar que se llevó la película Parásitos dejó sorprendidos a muchos, principalmente por ser la primer cinta surcoreana en ser nominada en varias categorías, llevándose las principales, como la mejor película y mejor director por el trabajo realizado por el cineasta Bong Joon Ho, dando así un testimonio de la creciente popularidad y el éxito de la industria coreana a nivel internacional. La ola coreana finalmente llegó a la competencia en Hollywood.

El éxito del thriller de comedia negra comenzó con una serie de reconocimientos y premios en Cannes, en los Globos de Oro, nominaciones en los Baftas culminando con cuatro premios de la academia.

¿Pero además de Parásitos, qué otras producciones coreanas han impactado en occidente?

A la par de la música pop denominada K-pop con grupos como Bts y BlackPink que han tenido un gran éxito en mercados internacionales, también el K-drama o doramas coreanos han tenido un gran auge y distribución, estas series han mostrado muchos elementos culturales de este país como Romance is a Bonus Book y Abyss.

La cinematografía coreana no se ha quedado atrás y con representantes como Park Chan Wook, Kim Jee Woon y Bong Joon Ho demuestran el buen momento por el que pasa la cinematografía en el país asiático.

De las primeras cintas que revolucionaron la industria y dieron pie a esta inmensa ola están Oldboy de Park Chan Wook que cuenta la historia de un hombre de negocios que es secuestrado y confinado en una celda donde solamente hay una televisión.

Oasis de Lee Chang Dong donde un hombre con una leve discapacidad física intenta reincorporarse a la sociedad después de salir de la cárcel.

Primavera, Verano, Otoño, Invierno… y Primavera de Kim Ki Duk, nos cuenta una historia desarrollada durante las cuatro estaciones pero relacionada con las estaciones y los ciclos de la vida de los que nadie puede escapar.

Estas cintas fueron de las primeras en llamar la atención de la Academia y en 2018 Handmaiden un thriller érotico donde  una rica heredera es manipulada fue la primera película coreana en ser nominada y ganar un Bafta.

Y Burning la historia de un chico que decubre los extraños hobbies de sus vecinos fue la primera en ser preseleccionada para la mejor película extranjera en los Oscar, pero sería Bong el que conseguiría este logro.

La última barrera pero no menos importante es el idioma ya que en el mercado americano algunos todavía piensan que los subtítulos distraen y que obligan a perder información de la pantalla al concentrarse en la parte baja, mientras otros sienten que al estar leyendo los subtítulos los ayuda a enfocarse y a seguir mejor el desarrollo de la trama. Quizás el incremento de películas extranjeras con temas más polémicos y controversiales, que signifiquen un reto intelectual para el público, sean capaces de conseguirlo y, sin importar su idioma, el filme se pueda disfrutar sin restricciones.

 

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top