El desgaste de la 4T

 

Tras cumplirse dos años del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador como presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el diario español El País acaba de publicar una encuesta en la que destaca que un 68.4% de los mexicanos muestra simpatía por la gestión gubernamental del presidente. Por otro lado, El Financiero la coloca en un 56%. Aunque ambas mediciones muestran aprobación a López Obrador, coinciden en la desaprobación de la gestión gubernamental en tareas como Seguridad Pública, Infraestructura, Combate a la Pobreza, Economía, Corrupción y manejo de la emergencia por el Covid-19.

En su campaña presidencial, López Obrador había prometido revertir los datos negativos relacionados con la inseguridad y acabar con la violencia. Sin embargo, en este momento un 41.7% de los encuestados considera que los homicidios han aumentado. Esta percepción encuentra justificación con los registros oficiales los cuales evidencian que el año 2019 fue el más violento de la historia mexicana contemporánea con un total de 35 mil 588 víctimas. Incluso pequeños estados como Colima alcanzaron a marcar tasas de 107 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Con respecto al manejo de la pandemia del Covid-19, un 55.9% de los encuestados considera que la epidemia no se encuentra bajo control en México. Al inicio de la emergencia, en el mes de abril, el Gobierno Federal logró un índice de aprobación del 53% en la población, el cual fue progresivamente reduciéndose hasta alcanzar el 40% el pasado mes de junio. La desaprobación por el manejo del Covid-19 ha subido a un 46% en momentos en que se registran más de 27 mil muertes por el coronavirus colocando a México en la posición número 7 a nivel mundial en cantidad de fallecimientos.

Otra arista que ha llamado nuestra atención tiene que ver con los proyectos emblemáticos. Un 57.5% de los encuestados manifiesta que si dependiera de ellos invertirían los recursos en otras prioridades distintas al Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y la Refinería de Dos Bocas. El 64% de los mexicanos expresa como mala o regular la decisión de construir el Aeropuerto de Santa Lucía y el 66% tiene la misma opinión del Tren Maya. 65% de la población es de la opinión que el gobierno del presidente López Obrador está manejando mal o muy mal el aspecto económico y 60% tiene la misma opinión en relación al manejo de la pobreza.

Definitivamente amigo radioescucha, la aparente discrepancia entre la mala percepción sobre la gestión gubernamental de la 4T y la popularidad del presidente López Obrador es síntoma de una nación que aún mantiene la esperanza, en medio de la peor crisis económica de la primera mitad del Siglo XXI. Lo que está en juego es mucho más que la popularidad de una persona, es una apuesta por el futuro de una nación que lucha por reinventarse con miras al año 2050. Tal vez la entrada en vigencia del T-MEC pueda servir a México para con esperanza y optimismo superar exitosamente el desgaste de la 4T.



Comenta esta noticia
Top