Enorme lección táctica de Guillermo Almada

Fernando Benito

Torreón, Coahuila. (3/08/2020).-Una vez más, el uruguayo Guillermo Almada dio muestras de ser un técnico con criterio y abierto al cambio.

En una era del fútbol donde continuamente se dice que los entrenadores ‘se mueren con la suya’, Almada dejó en claro que la clave simple para sacar adelante un partido es poner en la cancha a los jugadores que estén mejor preparados para hacerlo.

Mucho se habló de cara al duelo Santos Laguna-Chivas, de las ausencias que iban a tener ambos equipos y mientras Luis Fernando Tena no tuvo la más mínima idea de como solventar este problema, el estratega charrúa echó mano de elementos que no parecían ser las primeras opciones para sustituir a los que no estaban.

Sinceramente, ¿quién se imaginó que de inicio iban a aparecer en la alineación Ismael Govea y Alan Cervantes?, cuando lo lógico ante la suspensión de Hugo Rodríguez y la partida de Gerardo Arteaga, era solo poner en la lateral izquierda a David Andrade y apostar por una linea de cuatro defensas atrás, incorporando por derecha a Carlos Orrantia, que no desconoce la posición, en tanto que el medio campo pudo haber sido apuntalado por un futbolista de experiencia como Adrián Lozano. Después de todo estabas en casa y se supone que en esa condición no debes verte tan defensivo, al poner 3 centrales en tu zona baja.

Pero Almada definitivamente tenía otros planes; esa linea de 3 zagueros fue bastante flexible y apoyó las labores en la zona de recuperación; Félix Torres y Matheus Dória podían recorrerse y marcar metros más adelante de su espacio habitual, ayudando al esfuerzo de los volantes Ulises Rivas y Cervantes. Ante eso, Guadalajara no tuvo respuestas, fue asfixiado y terminó siendo exhibido como un equipo sin argumentos.

Además este parado táctico y versátil, le permitió al volante Fernando Gorriarán ir con más libertad a aportar en la zona de ataque y vaya si contribuyó con algo importante, pues él fue quién marcó las dos anotaciones albiverdes.

Con esta demostración, Almada ratificó que es un técnico estudioso y que siempre está al tanto de lo que puede entregarle su plantel. Conoce perfectamente a sus dirigidos y sabe en que momento en base a sus características le pueden ser de utilidad.

Eso definitivamente es una gran ventaja.

 

 

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top