Es hora de activar el Metrobús

 

El titular del Órgano Regulador de Transporte Masivo en Coahuila Alfonso Tafoya señaló que la única opción para modernizar el servicio pasa por la puesta en marcha del Metrobús Laguna. Según indicó el funcionario, el mismo se encuentra cada vez más cerca de arrancar. El gobernador Miguel Riquelme, por su parte, declaró que no es la infraestructura lo que falta para la puesta en marcha del sistema sino el proceso de coordinación del modelo de negocios.

Riquelme mencionó que apenas faltan 20 días para la concreción de la obra. Sin embargo, “lo más tardadito” en palabras del mandatario, es el “modelo de negocios”. Ahora bien, no se trata realmente que falte por ajustar la organización o que sea necesario optimizar un proceso para el arranque. Lo que está tardando es la negociación con los transportistas de modo que este poderoso gremio permita que el nuevo servicio inicie el funcionamiento.

En este sentido, José Ángel Cuellar, miembro del Grupo de Transportistas de la Región, afirmó que de no concretarse el proyecto Metrobús se tendría ya un “Plan B” para modernizar el transporte público. El plan consiste en la renovación de las unidades de ruta urbana en su totalidad. No obstante, esta declaración fue desestimada por las autoridades. De hecho, el gobernador Riquelme informó que los transportistas ya habían aceptado la compra de los nuevos camiones.

Miguel Ángel Algara, secretario de Infraestructura de Coahuila, aseguró que actualmente están en revisión las opciones para la compra de los vehículos de cama baja. Algara declaró que cuatro ensambladoras están ofreciendo entre tres y seis meses para la entrega. Las empresas que han presentado ofertas son Mercedes Benz, Volvo, Dina y una de origen chino. El proyecto contempla 104 autobuses que funcionarán con gas natural, mientras que las rutas alimentadoras contarán con transportes a diésel.

Definitivamente, amigo radioescucha, si se atiende el problema con una intencionalidad dirigida a encontrar una solución, es posible llegar a acuerdos que beneficien a todos. La ciudadanía está cansada de un servicio obsoleto que carece de todas las comodidades y que además es factor principal del retraso en los traslados y de la contaminación ambiental. Por sobre los intereses individuales debe privar el bien común de la ciudad.

 



Comenta esta noticia
Top