Es preciso tomar decisiones sabias

 

Durango y Coahuila están entre las entidades con mayor movilidad a nivel nacional. Datos extraídos de Google Maps revelan que Durango se ubica en el cuarto lugar y Coahuila en el octavo, encontrándose así entre las primeras 10 con mayor circulación de personas en comercios y lugares de recreación, pero con la entrada en vigor de la Nueva Normalidad, estos indicadores se van a incrementar.

En La Laguna y otras ciudades del país se ha podido observar el aumento de personas que salen a la calle sin respetar la sana distancia ni portar sus cubre bocas, situación que no debe extrañar tras la insistencia del presidente López Obrador de que se ha domado la pandemia del Covid-19 y se ha aplanado la curva o cuando invitaba a sus seguidores a llevar a sus familias a comer en restaurantes y a abrazarse, porque “no pasaba nada”.

Como se ha dicho en reiteradas ocasiones, el mensaje presidencial contradice al del subsecretario de Salud Hugo López Gatell, quien manifiesta que no se ha acabado la epidemia y que está en su máximo nivel de intensidad, lo que es cierto: México está cerca de los 100 mil contagios y lleva más de 10 mil decesos, lo que nos coloca en el 7° lugar a nivel mundial en el número de fallecimientos por coronavirus.

Ante tal incoherencia de mensajes gubernamentales, hay incertidumbre entre la ciudadanía. El sabio estratega chino Sun Tzu decía hace ya 2 mil 500 años: “Cuando las órdenes se dan en forma clara, sencilla y consecuente a las tropas, éstas las aceptan; cuando son confusas, contradictorias y cambiantes, las tropas no las aceptan o no las entienden». Y así estamos: unos encerrados y otros encarrerados por las calles, sin tomar las previsiones ante la pandemia, ya que según el discurso oficial, “regresamos a la normalidad”.

Definitivamente amigo radioescucha, los mensajes del presidente sobre la pandemia están errados. López Gatell manifiesta que “la curva epidémica está en un nivel muy alto y la velocidad de reducción no es muy clara”. Así que, a tomar previsiones, privilegiar las actividades no presenciales, trabajar desde casa en la medida de lo posible, utilizar opciones de gobierno digital, de pagos y compras electrónicas. Porque, como alguien dijo, “todos estamos aprendiendo, pero es preciso tomar decisiones sabias”.



Comenta esta noticia
Top