Exámenes virtuales requieren herramientas que vigilan mediante cámaras y recurren a ‘hackeo’

Claudia Martínez Martell

Torreón, Coahuila (03/06/2020).- Este miércoles, en su sección Contexto Digital, Luis Fernando Gallardo, habló sobre las herramientas que se están utilizando para la aplicación de los exámenes virtuales.

El especialistas explicó que en esto momentos las entidades Educativas, en el tema de las evaluaciones, buscan mecanismos de cómo aplicar las pruebas virtuales evitando de alguna manera que los jóvenes copien a la hora de realizarlos para garantizar la confiabilidad de los resultados.

Por lo anterior, surge una gran demanda de este tipo de herramientas que se traducen en una supervisión de la persona que está frente a una computadora y se le está aplicando cierto tipo de valoración.

Existe una en específico que se está destacando sobre las demás, llamada ‘Smowl’, que a través de la Inteligencia artificial verifica que la persona que realiza el examen no copie o no haga nada fuera de lo que se diseñó para tal evaluación, creando evidencia de cómo está ejecutando su prueba por medio de la cámara y hasta de un cierto hackeo para reconocer absolutamente todo lo que está pasando en su ordenador en ese preciso momento y así el maestro puede ver alertas en tiempo real, por ejemplo, de quiénes se pararon del lugar, escuchar audios o voces de alguien que los esté ayudando a contestar las respuestas, si no coinciden los rasgos faciales y es otra persona la presenta el examen, entre otras.

Luis Fernando Gallardo señaló que hace poco el rector de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), informó que se aplicarán exámenes de admisión en línea a aproximadamente 29 mil aspirantes y dijo que usarán una herramienta de este tipo, es decir, aparte de diseñar los reactivos, los tipos de preguntas que estas compañías ofrecen donde generan preguntas aleatorias para que los examen sean únicos e irrepetibles para cada una de las personas valoradas, también surge esta otra tecnología de monitoreo para que se cumplan las reglas.

“Estos son los retos a los que se enfrentan las evaluadoras, estas compañías y que no la tienen fácil….. estas herramientas llegaron para quedarse y le ayudan mucho también a los maestros a reducir el nivel de copiado, se reduce mucho el rango de copiado a través de tecnologías” apuntó el colaborador.

Otro impacto que generan estas nuevas herramientas tecnológicas es en el ámbito económico. La UA de C, según su página de internet de transparencia, invierte cerca de 6 millones de pesos cada año para realizar estas pruebas de manera presencial, ahora con estas nuevas modalidades, cada prueba tiene un costo de 1 dólar, es decir menos de 22 pesos por examen, y de la otra forma se gasta entre 150 y 170 pesos por aplicación.

Manifestó que es triste que se recurra a este tipo de tecnologías para poder controlar una situación que debería ser algo ético, y además, generan un debate, porque habrá alumnos que no estén de acuerdo en haber quedado fuera de la universidad al ser evaluados a través de un mecanismo virtual, ya que dirán, no hay completa certeza en algún algoritmo o base de datos.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top