Fitch baja expectativa de crecimiento de México para 2019 a 1.6%

México (20/03/2019).- La agencia calificadora Fitch Ratings redujo su expectativa de crecimiento económico para México para este año a 1.6 por ciento, desde 2.1 que pronosticó en diciembre.

En su reporte de perspectivas publicado este miércoles, la agencia explicó que esto derivado de la pronunciada desaceleración económica a finales de 2018 y los débiles datos económicos en 2019.

La nueva previsión de la calificadora está en línea con lo esperado por el consenso de especialistas económicos consultados por Citibanamex y en el rango esperado por Banco de México, que prevé que el PIB crezca entre 1.1 y 2.1 por ciento en 2019.

Fitch señaló que la baja en el rango de pronóstico de crecimiento por parte del Banxico refleja factores transitorios, como el impacto de la escasez de combustible y las huelgas, “pero también hay tendencias más persistentes que mantienen el crecimiento por debajo del potencial”.

La calificadora indicó que la debilidad se ha concentrado en las actividades secundarias. Agregó que la producción de petróleo continúa disminuyendo, reduciendo el crecimiento anual en un promedio de 0.25pp durante 2014-2018 y prevé que esto continuará durante los próximos dos a tres años.

Además, dijo, la confianza empresarial está sufriendo la incertidumbre política generada por la nueva administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador

También destacó que las exportaciones manufactureras siguen siendo dinámicas, aunque las exportaciones automotrices se han visto afectadas por la desaceleración mundial en el sector, un factor espera se revierta.

Asimismo señaló que el ciclo de ajuste de tasas de Banxico parece haber alcanzado su punto máximo, después de dos aumentos de 25 puntos base en octubre y diciembre, que llevaron la tasa a 8.25 por ciento y Fitch espera una baja de tasas este año.

“Las recientes lecturas de inflación han sido más bajas de lo esperado y, junto con la economía blanda, hará que las autoridades estén más seguras de alcanzar la meta de inflación (3+/- 1 punto porcentual). Con una caída a 3.9 por ciento anual en febrero, la tasa de inflación está nuevamente dentro del rango objetivo por primera vez desde diciembre de 2016”, indicó.

Destacó como riesgos inflacionarios potenciales los choques externos, lo que llevaría a la depreciación del peso mexicano, pero incluiría el impacto de un aumento en el salario mínimo, que ejercerá una presión al alza sobre las ganancias.

Información de El Financiero

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top