Gobernadores del Noreste acuerdan pacto de unidad con el sector productivo

Liliana Rincón

Torreón, Coahuila (10/04/2020).- En la reunión interestatal celebrada este viernes para dar continuidad a las medidas tomadas ante la emergencia sanitaria generada por el COVID-19, los gobernadores de Coahuila, Miguel Riquelme Solís; Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón y Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, acordaron convocar a un” gran pacto de unidad” con la Iniciativa Privada y empresarios de las tres entidades federativas, para enfrentar los efectos económicos del coronavirus.

Riquelme Solís detalló que el acuerdo tiene tres objetivos: la actuación solidaria y conjunta de los diversos órdenes de Gobierno y la Iniciativa Privada; revisar la estrategia económica local y regional y generar un plan para la reactivación económica una vez que pase la contingencia.

Así mismo, los gobernadores de Nuevo León y Tamaulipas acordaron adoptar las medidas establecidas en el decreto que emitió su homólogo de Coahuila para el manejo seguro y disposición de cadáveres de personas que fallecieron por COVID-19.

Entre otros acuerdos anunciaron:

En los tres estados el uso de cubre bocas es obligatorio para todas aquellas personas que salgan a la calle y se destinarán recursos para la adquisición o elaboración de los mismos, a fin de distribuirlos entre la población.

Las entidades reconvertirán hospitales para equiparlos y destinarlos únicamente al tratamiento de enfermos de COVID-19.

Los gobernadores acordaron que los choferes afiliados a la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) tendrán libertad de transitar seguros en las carreteras para que los insumos lleguen a los mercados y a las plantas y fábricas que siguen laborando y produciendo productos esenciales.

Cada Estado se comprometió a crear un fideicomiso para apoyar al personal que está en la primera línea del combate al COVID-19, es decir, médicos y el Ejército Mexicano.

También se anunció que el lunes, los tres gobernadores tendrán una conferencia virtual con autoridades sanitarias y del Estado de Texas con el fin de llegar a los acuerdos y compromisos necesarios para evitar los contagios comunes.

Los gobernadores indicaron además que incrementarán la fuerza pública en las calles para que la población tome conciencia y se resguarde en sus domicilios. Recalcaron que no se promoverán visitas entre los tres estados para que la gente que tenga que transitar de uno a otro lo haga sólo por motivos esenciales, de emergencia o urgencia, pues de lo contrario, serán regresados a sus sitios de origen.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top