Gracias, muchas gracias

Todos los 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. La fecha conmemora la lucha de las mujeres por una participación más igualitaria en la sociedad. El día fue institucionalizado por las Naciones Unidas desde 1975, aunque en algunos países de Europa se venía celebrando desde 1911 como medio de promoción de la inclusión de la mujer en el campo laboral. Este año el mensaje que se impulsa es el de la promoción de un futuro más igualitario en la recuperación de la pandemia del COVID-19.

En este sentido es preciso tomar en cuenta lo que ha ocurrido con la crisis económica producida por el COVID-19. El impacto inicial de la pandemia afectó por igual tanto a hombres como a mujeres en lo relacionado con el mercado laboral. Sin embargo, según datos publicados por el Banco de México, la recuperación ha sido claramente más lenta para el género femenino. A diciembre de 2020, se había logrado rescatar el 81.3% de las plazas perdidas entre los hombres, pero solo el 67.7% de las perdidas por mujeres.

Las razones para ello son múltiples. Por ejemplo, el cierre de escuelas y guarderías ha sido un factor que ha afectado de manera importante en la lenta reincorporación de las mujeres al mercado laboral. En muchos casos, las madres no pueden volver al trabajo porque no tienen dónde dejar a sus hijos. La circunstancia revela la complejidad de la problemática. Ante la disyuntiva, entre el hogar y el trabajo, son las mujeres las que asumen quedarse en la casa. Por ello, no debe extrañarnos que, por ejemplo, solo el 42% de ellas posea una cuenta bancaria.

Factores como los anteriores terminan profundizando la brecha de género. Por citar un caso, en México solo el 12% de las mujeres se gradúan en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas. De ellas, solo 4 de cada 10 ejerce. Mientras tanto nuestra nación continúa reflejando altos índices de violencia de género. El año 2020 registró un total de tres mil 723 muertes de mujeres entre feminicidios y homicidios dolosos. El segundo año con mayor número de mujeres asesinadas después de 2019.

Definitivamente, amigo radioescucha, el Día Internacional de la Mujer debe servirnos a todas y todos para hacer consciencia en torno a la complejidad de la problemática de la desigualdad de género, así como la multiplicidad de factores que perviven en nuestra cultura en contra de la mujer. De igual manera, la fecha es propicia para agradecerles a muchas de ellas que se encuentran en la primera línea en la lucha contra el SARS-CoV-2 al ser trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y líderes comunitarias. A todas ellas, gracias, muchas gracias.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top