Kanye le reprochó a Kim vestir provocativa

Ciudad de México (15/10/2019).- Kim Kardashian y Kanye West son una de las parejas más famosas de Hollywood, no solo por los años que la familia de Kim se ha mantenido en la televisión con su reality Keeping Up with the Kardashians, sino porque al menos en apariencia son una pareja sólida.

No es un secreto que Kanye West tiene el ego hasta las nubes y que Kim es ahora un referente de belleza, tiene su propia marca de ropa interior y su línea de cosméticos.

Este año fue Kim fue invitada a la Gala del Met en Nueva York (Museo de Arte Metropolitano), los años anteriores acudía como acompañante de su esposo, por lo cual trabajó durante ocho meses para desarrollar lo que iba a usar.

Se decidió por un icónico vestido color carne diseñado por Thierry Mugler que resaltaba las marcadas curvas de la socialité y que simulaba estar empapada de gotas de agua.


Pero al parecer a su esposo no le hizo ninguna gracia que las miradas se detuvieran en la figura de su esposa.

En un episodio de Keeping Up with the Kardashians, justo una noche antes de la gala, Kanye se opuso al atuendo de Kim pues le parecía “demasiado sexy” para la madre de sus hijos.

Siento que acabo de pasar por esta transición de ser rapero, mirar a todas estas chicas y mirar a mi esposa como, ‘Oh, mi mujer necesita ser como la otras chicas, mostrando su cuerpo, mostrando esto, mostrando eso” dijo Kanye.

Además de decirles que el corsé que quería usar era demasiado sexy y «lastimaba su alma».

No me había dado cuenta de que, como alguien que está casado y enamorado y que muy pronto se convertirá en padre por cuarta vez, todo eso está afectando a mi alma y mi espíritu. El corsé es una pieza de ropa interior muy sexy. Pero la cuestión es: ¿para quién es tan sexy?», se queja el músico en el episodio de este domingo del reality Keeping Up With the Kardashians, mientras su mujer le mostraba el atuendo que había seleccionado para la velada.

Al final, él resumió su punto de vista de la siguiente manera: «Eres mi esposa y me afecta cuando apareces en fotografías demasiado provocativas».

No hace falta ni decir que a Kim no le hizo ninguna gracia que criticara su elección en la última prueba de vestuario tras ocho meses desarrollando el concepto tras ese vestido y, como ya sabemos, las quejas de su marido no consiguieron que cambiara de atuendo en el último momento.

Tú mismo me empujaste a que fuera alguien sexy y seguro de sí mismo. Y solo porque hayas iniciado un viaje de descubrimiento personal y estés en plena transformación, no significa que yo también esté en ese punto», le dejó claro.

Bravo por Kim.

Con información de Excélsior

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top