La Columna de Rosell

Citando al fenomenal Charly García el equipo de Guillermo Almada no va en tren va en avión. Hasta el momento los tres rivales de Santos Laguna han caído presa de un infarto futbolístico a causa de la hipertensión provocada por el frenesí que le imprimen a su juego los muchachos de Almada. Parece que el único que hizo pretemporada fue el Santos, que ha superado en lo físico y en lo futbolístico a sus rivales hasta terminar triturándolos. Los Guerreros corren como poseídos, sus dos centro-campistas Rivas y Gorriarán son dos dínamos incansables, hambrientos de balón, localizan al rival que conduce y ¡sobres de él!, sin dar respiro. Estos dos son la base generadora del medio campo lagunero.

El que ha iniciado inspirado como el solo es Brian Lozano, este uruguayo de 25 años combina el vértigo que requiere su entrenador con talento e inspiración y si tienes a un futbolista que reúne estas dos características tienes a una joya. Habrá que ver por cuanto tiempo podrá mantener ardiendo el fuego el llamado “huevo”, por lo pronto ha sido el mejor del mejor equipo de la Liga, anotando y asistiendo, haciendo sprints del minuto uno al noventa. Prometió mejorar lo hecho el torneo pasado y ha cumplido a cabalidad.

El pasado viernes si hubieran tenido mejor puntería los atacantes laguneros fácilmente hubieran aplicado nuevamente la cuota de tres goles. Almada ya sabe lo que es ganar de visitante y se le presenta al menos en el papel, intentar empatar el record de cinco victorias consecutivas de arranque de torneo que impuso la aplanadora de Daniel Guzmán en el Apertura 2007, cuando vencieron en fila a Cruz Azul, Toluca, Veracruz, Pachuca y Chivas. En ese torneo solo se perdió un partido, ante los Tecos en Zapopan y se impuso marca de puntos con 38.

Puebla en casa y visitar al Necaxa son los dos próximos compromisos, victorias que hoy más que nunca se pueden presupuestar. Así como también se puede presupuestar que el primer empate podría darse cuando se reciba a rayados en la jornada seis y el primer descalabro cuando se visite al León en la siete. Simple lógica tomando en cuenta la dificultad del rival y en donde se juega.

Mientras las cosas se den o no Almada al momento (solo tres partidos) no se traiciona, lo que ha prometido se ha reflejado en el campo de juego, si anota uno ir por el otro, esa es la mejor manera de defenderse dice Don Guillermo, si buscas el gol mantienes el balón lo más lejos posible de tu propio arco. Pero de esta formidable condición física de la cual ha hecho alarde el Santos el responsable es el uruguayo Rubens Valenzuela un veterano en el futbol mexicano, inició su actividad en nuestro país con el atlas de Luis Garisto en la 89-90 y once entrenadores más han contado con sus servicios, entre ellos Saporitti, Chava Reyes, Eugui, Yayo de la Torre, Raúl Arias entre otros. Ha trabajado en primera, primera A, segunda y tercera división en nuestro país. Es un hombre sumamente preparado y estudioso del juego, acompañó a Guillermo Almada en su exitosa etapa con el Barcelona SC de Ecuador.

Cuando Leandro Cufré asumió como DT del Atlas invitó a Valenzuela para que fuera su preparador físico, pero el caballeroso uruguayo agradeció, y amablemente declino la invitación para seguir trabajando con Almada en ese tiempo todavía en Ecuador y ahora con los Guerreros del Santos Laguna.

Solo los dioses del fútbol saben lo que le depara el destino a este engañoso tímido que es Guillermo Almada, parece que no rompe un plato, pero si es necesario se lleva toda la vajilla por delante. Al momento, las cosas van caminando requetebién como diría el preciso, vendrán los momentos amargos que dan las derrotas, pero de algo estamos seguros y a pesar de lo poco que hemos platicado con el “introvertido” Almada, este hombre estará firme en el timón capoteando las tormentas que se vengan y siempre buscando ganar agradando.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top