La corrupción del siguiente sexenio se está gestando en estas campañas: Integralia Consultores

Torreón, Coahuila (30/05/2018).- Ximena Mata Zenteno, coordinadora de investigación del reporte Dinero Bajo la Mesa,  financiamiento ilegal en las campañas políticas en México, de Integralia Consultores, habló en Contextos acerca del informe.

Ya el financiamiento público legal es suficientemente grande como para que encima nos encontremos que hay dinero por debajo de la mesa, que supera el dinero reportado, 15 veces a una, eso es lo alarmante, lo que los partidos dicen gastar es apenas una fracción de lo que se gasta en las campañas, por cada peso hay 15 debajo de la mesa».

Explicó que dichos recursos se obtienen a través de tres vías: desvío de recursos públicos; financiamiento privado ilegal, es decir, aportaciones de particulares de inversionista que dan esperando un retorno; y crimen organizado.

Señaló que los partidos reportan menos de lo que se les permite gastar, «dicen que gastan apenas el 30 por ciento, ahí es donde vemos la diferencia de 15 a 1, si ellos se gastaran la totalidad de lo que se les permite, esa diferencia seguiría siendo de 10 a 1, sigue siendo alarmanete la cantidad de dinero que no se reporta».

Tanto gobernadores en turno, como inversionistas particulares, le apuestan a más de un candidato pensando en que, gane quien gane, el inversionista no pierda».

Dijo que esto es posible gracias a la discrecionalidad de los gobernadores para usar dinero público para otros fines.

En muchos estados se sigue haciendo la recaudación en efectivo, al no ser bancarizados es muy fácil que el gobernador en turno disponga de ese dinero sin que nadie sepa o que se reporten menos ingresos de los que en realidad hubo, o bien contratar obra, subcontratar, hay muchos mecanismos, por eso sigue siendo costeable».

Acerca de la metodología para el cálculo del monto ilegal que entra a las campañas, detalló que «por ser un tema oculto es muy difícil comprobarlo, obtener documentación que lo respalde, por eso nosotros entrevistamos a más de 60 personas actores de todos los partidos políticos que nos relataron lo que realmente pasa en las campañas, y nos dijeron que el voto en zonas urbanas cuesta mil pesos y en las rurales 500 pesos, aproximadamente; sacamos un promedio de ambas y multiplicamos por 750 pesos cada voto obtenido por los candidatos ganadores en la últimas elecciones, resultó el monto que se necesitaría para ganar ese número de votos habiendo pagado 750 pesos y obtuvimos la cifra de 425 mdp en promedio para una elecciones a gobernador».

Para la investigadora  todo esto indica que la corrupción que habrá en el siguiente sexenio se está gestando en estas campañas.

Porque aquí es donde estamos viendo las aportaciones, la compra de impunidad, lo que se está aportando para garantizar contratos, permisos, licitaciones o protección».

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top