La necesidad de actualizar el Pacto Fiscal de México

 

Al menos la mitad de los gobernadores de la Alianza Federalista le han tomado la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador y han planteado realizar consultas públicas para preguntarle a la ciudadanía si están de acuerdo o no en abandonar el Pacto Fiscal. Las entidades están atadas a ese acuerdo desde 1978, planteado bajo la idea de distribuir la riqueza para que las entidades más pobres pudieran progresar, lo que luego de 42 años no ha sucedido.

Esa es una de las razones por las que los gobernadores de la Alianza Federalista están exigiendo la revisión del Pacto Fiscal. Este pacto funciona de la siguiente manera: las entidades federativas recaudan tanto los impuestos federales como los estatales, los recursos recabados son enviados al Gobierno Federal y luego éste devuelve un porcentaje de esos recursos, el cual es calculado de conformidad con ciertas reglas que, como ya se dijo, buscan un desarrollo más equitativo del país.

Ahora bien, diversos analistas, funcionarios e incluso organizaciones partidistas han manifestado que lo que ocurre es que el Pacto Fiscal está siendo utilizado por la 4T para recortar las asignaciones a los estados de oposición. Por ejemplo, de las 21 entidades federativas que recibieron menos dinero de lo estipulado durante 2020, 8 son gobernadas por el PRI, 6 por el PAN y sólo 4 por Morena. Asimismo, para el 2021, Coahuila es el séptimo estado en sufrir mayores recorte presupuestarios.

Esta situación contrasta con los aportes que brinda la entidad a la nación. Coahuila es también el séptimo estado que más aporta al PIB de México, generando 845 mil millones de pesos. Sin embargo, de la Federación, Coahuila sólo recibe 44 mil millones de pesos, ocupando así la posición número 18 en aportaciones recibidas entre las entidades federativas. De manera similar, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, manifiesta que no es justo que los neoleneses solo reciban 28 centavos por cada peso que aportan a la federación.

Definitivamente, amigo radioescucha, es necesario que se revise el Pacto Fiscal, ya que el actual está obsoleto. La lógica de las fórmulas para la distribución de los recursos responde a realidades de hace 4 décadas que en la actualidad no son pertinentes. Es imperativo que más allá de cualquier politiquería con la mira en las elecciones del próximo año, el presidente Andrés Manuel López Obrador asuma la necesidad de actualizar el Pacto Fiscal para hacer una distribución más justa de los recursos públicos en beneficio de todo México, y no nada más de sus correligionarios.



Comenta esta noticia
Top