La rotación de abridores de Unión Laguna luce prometedora

Fernando Benito

Torreón, Coahuila. (24/03/2020).-Con la contratación del pitcher Jordan Guerrero, la oficina de los Algodoneros Unión Laguna dijo tener lista a su rotación de abridores para encarar la temporada 2020 de la Liga Mexicana de Beisbol.

En dicho cuerpo de serpentineros inicialistas están ademas de Guerrero, el dominicano Frankie De la Cruz, el norteamericano Dustin Crenshaw, el curazaleño Jair Jurrjens y el tijuanense Aldo Montes.

La rotación definitivamente luce interesante, pues todos son lanzadores de capacidad comprobada, aunque algunos de ellos buscarán recuperar el nivel que una vez exhibieron, lo cual no es sencillo de lograr pero se puede conseguir.

De la Cruz es el más veterano de este grupo con 36 años de edad. La campaña anterior tuvo momentos brillantes con Algodoneros y fue seleccionado al ‘Juego de las Estrellas’ de nuestra pelota, viniendo después un poco a la baja para concluir con números de 6-6 y 4.91 de efectividad.

Por su parte Crenshaw tuvo una buena temporada con los Leones de Yucatán, al finalizar con marca de 5 ganados, 1 perdido y 2.72 en promedio de carreras limpias admitidas. La calidad del pitcher estadounidense es inobjetable y eso se conoce desde que militara por primera vez con Laguna en el 2016 y 2017.

Jurrjens mientras tanto, tiene ya rato que terminó su aventura en las Ligas Mayores, circuito en el que lanzó para equipos como los Tigres de Detroit, Bravos de Atlanta, Orioles de Baltimore y Rockies de Colorado. Con 34 años y luego de actuar en Ligas Menores, Ligas Independientes y en el beisbol invernal de República Dominicana, llega a nuestro país para demostrar que todavía puede ser de utilidad en una novena profesional.

De Montes hay que decir que sus estadísticas de 3 victorias, 5 derrotas y un alto 7.32 de efectividad, no le hacen mucha justicia, pues al estar la campaña anterior con unos limitados Bravos de León, era obvio que no iba a salir bien librado, pero está comprobado que es un serpentinero que hace el trabajo.

Y por último Guerrero se debe aceptar que viene de un año muy complicado, en el que perdió su lugar en los Charlotte Knights, filial AAA de los Medias Blancas de Chicago. Sin embargo no hace mucho, en el 2018, en ese mismo conjunto sus actuaciones sólidas en el montículo lo llevaron a cristalizar un récord de 7-2 y 3.46 ERA.

En estos lanzadores está cifrada entonces, la esperanza de que Algodoneros pueda ganar muchos juegos la siguiente temporada. Pedirles que siempre tengan buenas salidas es ilógico y más en un deporte exigente como el beisbol, pero por lo menos lo que desean fervientemente los aficionados laguneros, es que con ellos la novena guinda vuelva a ser competitiva y difícil de vencer.

 

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top