La solución está en nosotros

 

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador publicó un tuit en un restaurante al que asistió con su esposa, invitando a la gente a salir e “ir hacia adelante” cuidando de los protocolos de Salud. El presidente realiza el llamado en momentos en que la pandemia del Covid-19 registra más de 13 millones de contagios a nivel mundial y el número de fallecimientos se acerca peligrosamente a los 600 mil. En nuestro país, el número de contagiados superó ya los 300 mil y los fallecidos son más de 35 mil.

En medio de esta situación excepcional, es de destacar la labor heroica del personal de salud: enfermeras, médicos, laboratoristas y personal de apoyo quienes se encuentran en la primera línea en la lucha contra el Coronavirus. Nuestros héroes están allí cumpliendo su deber contra todas las adversidades. En una investigación que realizó Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad el pasado mes de junio, se mostraba que la tasa de contagios de médicos y enfermeras en México es de 23%. En contraste, la tasa de contagios en China fue de sólo 4% y en Italia de 9% en los meses más álgidos de la pandemia. En México, el personal de salud muere 6 veces más que en China.

Nuestros médicos y enfermeras deben lidiar no sólo contra una pandemia en pleno desarrollo, no sólo deben hacerlo sin las condiciones mínimas necesarias para evitar su contagio, deben además enfrentar una ciudadanía inconsciente que no cae en cuenta de la situación. Por una parte, se encuentran aquellos ciudadanos que en medio de la histeria terminan atacando al personal de salud por miedo a que los infecten. Casos insólitos como el de aquella señora que se encontraba en la noche en la calle con sus hijos y atacó a una enfermera que venía de regreso del trabajo por temor a que los infectara.

Pero por otra parte, encontramos muchos casos de gente que no se cuida ante la difícil situación que implica la epidemia que estamos viviendo. Uno tras otro, todos los fines de semana se denuncian fiestas que no sólo violan la sana distancia requerida sino que revelan un nivel de inconsciencia, falta de solidaridad y descuido alarmante. Ante la desolación en la que se encuentran nuestros médicos y enfermeras, han debido ellos optar por enviar cadenas por redes sociales implorando un mínimo de sentido de responsabilidad a la ciudadanía y exigiendo la actuación de los entes gubernamentales.

Definitivamente amigo radioescucha, superar victoriosos la pandemia del Covid-19 es responsabilidad de todos. De parte de la ciudadanía, cuidar la sana distancia, evitar las reuniones y quedarse en casa. De parte de los gobiernos locales, ejercer control en los locales abiertos, exigir el uso obligatorio de cubrebocas, señalar las zonas de alto riesgo y vigilar que no tengan lugar reuniones nocturnas que es uno de los mayores focos de contagio. No podemos esperar que las soluciones vengan del Gobierno federal. La solución está en que actuemos responsablemente en nuestras calles y colonias. La sanción está en cada uno de nosotros.



Comenta esta noticia
Top