La urgente reactivación de la economía lagunera

 

Según datos del INEGI, durante el pasado mes de agosto el desempleo se incrementó en 25 estados del país en comparación con 2019, producto del cierre de empresas y la cancelación de proyectos de inversión. Nada más en La Laguna de Coahuila, el presidente de la Cámara de Comercio de Torreón, Luis Cuerda Serna, confirmó el cierre definitivo de mil 324 negocios como consecuencia directa de la crisis por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, es necesario reconocer que en la región -y en general en México- la constante es que los negocios tienen un promedio corto de vida. Son muchas las micro y pequeñas empresas que abren sus puertas motivadas más por la falta de trabajo que por un auténtico espíritu emprendedor que se hace acompañar por un sólido plan. Son muchas también aquellas cuyo capital de trabajo es raquítico, pues su papel central es servir de fuente de ingresos de sus propietarios y por ello no resisten situaciones tan graves como las que actualmente se viven.

A la debilidad financiera y de gestión de la mayor parte de las empresas hay que agregar, por un lado, los problemas de seguridad pública que no han sido resueltos del todo, así como el pobre -por no decir nulo- apoyo de las autoridades ante la crisis. Realmente son encomiables los negocios que han mantenido sus puertas abiertas, preservando las fuentes de empleo y en su momento será muy benéfico que se sistematice su experiencia, la cual será de gran utilidad cuando escenarios similares se vuelvan a presentar.

Pero, más allá de los asuntos coyunturales, está el enorme desafío de retomar el buen rumbo para el desarrollo de la región. Proyectos como el presentado por el Consejo de Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico de La Laguna, cuya meta es llevar a la comarca a ocupar la posición número 9 entre las regiones más productivas de la nación, podrían traducirse en la generación de 7 mil empleos directos y 40 mil indirectos y en la captura del 1.3% del mercado de alimentos de Estados Unidos y China, entre otros importantes logros.

Definitivamente, amigo radioescucha, La Laguna podrá superar la crisis actual si logra transformar su tejido industrial a través de proyectos que se basen en el nuevo paradigma tecno-económico que viene surgiendo en el mundo. Más allá de la necesaria e inmediata reactivación, se trata de posicionar a la región para que se adopten las tecnologías que mejoraran la competitividad de nuestras empresas e incrementar su potencial de desarrollo, para migrar así a La Laguna 4.0. ¿Usted lo cree así?

 



Comenta esta noticia
Top