Línea de Vida, una opción para manejar momentos de crisis e intentos de suicidio

Liliana Rincón

Torreón, Coahuila (27/04/2021).- En 2020 la Línea de Vida -800 822 3737- recibió 3 mil 942 llamadas. El servicio tiene como objetivo la prevención del suicidio y el manejo de crisis, informó María del Carmen Treviño, jefa de psicología del Centro Estatal de Salud Mental.

Indicó que el consultor de la línea identifica la situación en que se encuentra la persona que llama, si está sola o acompañada, cuál es su problema central, busca que se tranquilice, una vez que va disminuyendo el nivel de angustia determina si no es necesario otro abordaje o si hay riesgo implícito y consigue datos sobre familiares que estén en el lugar o los números de teléfono de personas que puedan participar en una intervención. El asesor se enlaza al sistema de emergencias 911 para enviar unidades de apoyo, que puede ser una ambulancia o de otro tipo. Posteriormente si el paciente está herido lo canalizan a un hospital general y de lo contrario se procede a la intervención y si requiere atención psiquiátrica se le canaliza a alguna institución cercana a su domicilio.

Se busca que acuda a algún lugar de psicología, preferentemente que dependa del gobierno, donde puedan tener el primer contacto para rescatar a la persona y posteriormente se van haciendo llamadas de seguimiento, de acuerdo con los casos hasta que estamos ciertos de que se recuperó de su crisis y que el sistema de apoyo está al pendiente de ella».

Sobre los motivos por los que hay gente que ha optado por lanzarse de edificios o puentes, explicó que es un fenómeno complejo, que implica factores como las vivencias, el estilo de vida para regular emociones, los datos de impulsividad que se traen por genética, más la parte social, que, en conjunto, pueden detonar una conducta:

Una persona que tiene vulnerabilidad en la parte emocional, que tiene dificultad para regular sus emociones y para resolver problemas si está teniendo una ruptura en una relación de pareja o pérdidas de trabajo o alguna situación que esté detonando, si le sumamos que en el ámbito social hay información sobre cómo se puede quitar la vida, si lo ve en redes sociales, lo intenta, puede haber como un efecto de réplica en que se empiezan a repetir conductas, pero para que llegue a ese extremo ya trae una historia de problemas de vida, de pérdidas, de abuso de violencia, de situaciones difíciles y no ha tenido aprendizaje de cómo regular sus emociones y no sabe cómo experimentar con el dolor, cómo vivirlo y cómo superarlo».

La especialista indica que en ciertas temporadas se presentan incrementos en las llamadas a la Línea de Vida: en julio, que atribuyen al periodo vacacional escolar; en septiembre, porque el día 10 se conmemora la prevención del suicidio y en octubre, ya que se celebra el mundial de la salud mental. Dijo que generalmente en esos periodos la gente pregunta si las situaciones que vive representan un riesgo y a dónde puede acudir.

Consideró necesario aprender a manejar las emociones y los impulsos:

Si ven que una persona de su familia está pasando por una situación muy compleja no perderlo de la vista, no burlarse, no criticarlo, no juzgarlo y buscar ayuda psicológica y si es necesaria psiquiátrica (…) corresponde a toda la sociedad trabajar por la prevención», expresó.

Noticias relacionadas



Comenta esta noticia
Top